El CEO de Syngenta cuestionó a la oposición por la negativa a reunirse con Guzmán

Economía

Antonio Aracre fue crítico de la decisión de la oposición de no asistir a la reunión prevista para mañana en la Casa de Gobierno.

El CEO de la multinacional Syngenta, Antonio Aracre, cuestionó este martes la actitud de la oposición de no asistir a la reunión prevista para mañana en la Casa de Gobierno. Allí el ministro de Economía, Martín Guzmán, expondrá ante gobernadores, empresarios y sindicalistas sobre los avances registrados en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Me hizo ruido que la oposición diga que no va a ir a una reunión con los gobernadores, con los sindicatos, con los empresarios, porque sería una reunión política. Y entonces no entiendo a qué se dedican, porque la política es básicamente su función, su rol, me descolocó esa frase", señaló Aracre.

"No soy político, soy un empresario, pero aún así pienso que quienes lideramos empresas no estamos muy ajenos a la política. Uno la ejerce profesionalmente, como se hace desde una empresa, un sindicato, una organización no gubernamental, o simplemente de la sociedad civil, poniendo en valor opiniones y tratando de ejercer una influencia para mejorar la realidad", indicó el CEO de Syngenta.

De esta manera, el empresario objetó la posición del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quien explicó que no asistirá a la reunión debido a que está "planteada cómo una reunión política". En este sentido, subrayó que "claramente la reunión de mañana tiene carácter político. Y de alta política, de la buena, donde se discuten cuestiones vinculadas al acuerdo con el FMI".

"Esto es ni más ni menos qué política y cuándo un Estado, una Nación, se planta frente a un organismo tan poderoso con una mirada más unificada. Es una muestra más que evidente de que hay todo un pueblo que está diciendo queremos pagar pero por favor no nos ahoguen la posibilidad de seguir creciendo, porque un país que no crece no puede pagar", opinó Aracre.

"La foto es un símbolo y en todo caso transmite que hubo una reunión con la posibilidad de consensuar lo que se quiere entre todos los sectores. Y además es un mensaje importante para el FMI, claro que sí", respondió sobre que la única búsqueda del Gobierno es arribar a una fotografía entre empresarios y políticos. Respecto a las responsabilidades políticas del préstamo concedido por el FMI al gobierno precedente, Aracre recordó que "hay una discusión sobre si ese préstamo fue legítimo, si fue usado políticamente o no".

En este escenario "el FMI pide que esta vez estén todos de acuerdo y me parece bien. Los países organizados políticamente de manera sana, para estas grandes decisiones, se ponen de acuerdo". "Nadie puede decir yo con esto no tengo nada que ver, ni el oficialismo ni la oposición, por lo tanto me pregunto cómo es posible que no se puedan sentar en una mesa a discutir para que la gente esté un poco mejor", reflexionó.

Para el empresario, un acuerdo con el FMI "es todo, básicamente es poder seguir funcionando, en una economía que se volvió a encender el año pasado después del apagón del 2020 por la pandemia". "Muchos decían que íbamos a tardar cuatro cinco años y lo pudimos recuperar en un año, la verdad es importante mantener el crecimiento, para lo cual se necesitan dólares para importar, para que la industria pueda seguir operando, y crédito para que los proyectos de inversión puedan tener financiamiento", concluyó el CEO de Syngenta.

Dejá tu comentario