China ofrece fondo de u$s 20.000 M para el desarrollo a países de la Celac

Economía

China y los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) pusieron en marcha al foro que los une, durante una reunión en la que el país asiático ofreció una serie de alternativas de financiamiento millonario para el desarrollo de esta región.

Durante el encuentro, que se desarrolló en el Palacio de Itamaraty, el presidente chino Xi Jinping propuso la creación de un fondo específico de 20.000 millones de dólares para obras de infraestructura a disposición de los países de América latina y el Caribe, según describió la propia presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al dialogar con la prensa.

La jefa de Estado de Brasil fue la encargada de detallar a los medios el contenido de la reunión que se desarrolló a puertas cerradas en la sede de la cancillería brasileña, de la que participaron 12 jefes de Estado, además de ministros de todos los países que componen la Celac, entre los que estuvo el canciller Argentino, Hector Timerman.

Rousseff destacó que el fondo específico de 20.000 millones de dólares comenzaría con un capital inicial de 10.000 millones y que además China propuso una línea de crédito especial para América latina y el Caribe, por fuera del financiamiento ofrecido para las obras de infraestructura.

El otro mandatario que tomó contacto con la prensa una vez finalizado el encuentro fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien destacó que "ahora hay que establecer los mecanismos de acceso" a esas herramientas que propuso China y especificó que ese será uno de los principales temas del próximo encuentro de cancilleres a desarrollarse en Beijing.

Maduro aseguró que tanto el encuentro de hoy, como la reunión de ayer entre los jefes de Estado del Brics y sus pares de la Unasur, también en el Palacio Itamaraty, fueron "dos pasos históricos de gran magnitud para un mundo que está naciendo sólido".
"El 16 y el 17 de julio (de 2014) serán fechas para recordar", aseveró el mandatario venezolano en diálogo con los medios acreditados para cubrir la cumbre, tras anunciar el nacimiento de un nuevo mundo basado "en relaciones de respeto entre un gigante del mundo y nuestra región, que será una región potencia".

Antes de abandonar la sede de la cancillería brasileña, Maduro anunció que el próximo 29 de julio se reunirá el Mercosur en Caracas, donde le transferirá la presidencia pro-tempore a la Argnentina; mientras que aseguró que el próximo secretario general de la Unasur será el ex presidente colombiano Ernesto Samper.

La cumbre se realizó por propuesta de China, con el objetivo de poner en marcha el foro entre ese país y los miembros de la Celac y profundizar así la incidencia del gigante asiático en el desarrollo de esta región.

Los mandatarios aprovecharon que el martes se produjo en Fortaleza el IV en encuentro entre los jefes y jefas de Estado del bloque de potencias emergentes conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS) y ayer se sumaron a estos, ya en Brasilia, los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Este jueves se sumaron los presidentes que conforman el cuarteto de la Celac, Luis Guillermo Solís, de Costa Rica; Raúl Castro, Cuba; Rafael Correa, Ecuador; y el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne.

Además, estuvieron presentes en la Cancillería brasileña la presidenta Michelle Bachelet, de Chile; Juan Manuel Santos, Colombia; Donald Ramotar, Guyana; Desi Bouterse, Surinam, y José Mujica, de Uruguay.

Como corolario de la Cumbre, los mandatarios y ministros emitieron una declaración en la que anunciaron la creación de un foro común al que definieron como "una asociación global de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común".

Allí, los representantes de China y de la región llamaron a formular el Plan de Cooperación China-América Latina y el Caribe (2015-19), para profundizar la cooperación en "diálogo político, comercio, inversión, agricultura, alta tecnología, energía limpia y renovable, manufacturas, pymes, infraestructura, cultura, educación, turismo y desarrollo social y sostenible".

En ese contexto, China invitó a los países de América Latina y el Caribe a participar activamente en la construcción del Fondo de Cooperación, a la que, según la declaración, los representantes de la región dieron "alta importancia al rol de la infraestructura para garantizar la fluidez de los flujos logísticos, facilitar el comercio e impulsar el crecimiento económico".

"Hacemos hincapié en la importancia de construir y modernizar infraestructuras, tales como ferrocarriles, carreteras, puertos, aeropuertos y telecomunicaciones y los esfuerzos para hacer buen uso de los Préstamos Especiales para la Infraestructura Chino-Latinoamericana y Caribeña", declararon.

Por otra parte, en la declaración llamaron a promover la "colaboración en temas financieros para prevenir y rechazar los riesgos financieros, mantener la seguridad y la estabilidad financiera y facilitar el comercio y la inversión".

En ese contexto, y en el marco de la disputa de Argentina contra los fondos buitre, añadieron: "Hacemos hincapié en que es esencial para la estabilidad y la previsibilidad de la arquitectura financiera internacional que garanticemos el respeto de los acuerdos alcanzados entre deudores y acreedores en el contexto de los procesos de reestructuración de deudas soberanas".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario