Cierres mixtos en Wall Street. Alzas en Europa

Economía

La Bolsa de Nueva York cerró mixta luego de la publicación de índices contrastados que dificultan interpretar la orientación de la economía: el Dow Jones ganó 0,65%, mientras que el Nasdaq perdió 0,27%.

El Dow Jones Industrial Average (DJIA) aumentó 73,03 puntos a 11.288,54 unidades, mientras que el índice Nasdaq, de alto componente tecnológico, descendió 6,08 puntos a 2.245,38 unidades, según cifras definitivas de cierre.

El índice ampliado Standard & Poor's 500 avanzó por su parte 1,38 puntos a 1.262,90 unidades (+0,11%).

Wall Street no operará mañana por el feriado de "Independance Day" en Estados Unidos y cerró más temprano hoy.

En su última sesión de la semana, la primera plaza financiera mundial registró una alta volatilidad, alternando entre el rojo y el verde en función de la publicación de índices económicos.

El empleo dio un impulso a los inversores: la economía estadounidense perdió "solamente" 62.000 empleos en junio, superando levemente los 60.000 previstos por los analistas. La tasa de desempleo se mantuvo sin cambios en 5,5% al igual que en mayo, contra 5,4% previsto.

"Estas cifras conformes a las previsiones sorprendieron agradablemente a los inversores", indicaron analistas del sitio de informaciones financieras Briefing.com. "Estos esperaban lo peor, en vista de la degradación de la coyuntura", agregaron.

Según Peter Cardillo (Avalon Partners), "el empleo muestra que la economía no está en recesión".

Por otra parte, el dólar, cuya desvalorización alimenta la disparada de los precios de las materias primas y en consecuencia la inflación, se recuperó pese al alza de las tasas de interés europeas a 4,25%. El euro volvió a descender a 1,56 dólar, luego de haber alcanzado más de 1,59 dólar.

Otra preocupación de los inversores se atenuó en la jornada, ya que la cotización del crudo subía más levemente que el miércoles, luego de haber superado la barra histórica de los 145 dólares el barril.

Sin embargo, la contracción mayor que lo previsto de la actividad en el sector de servicios en junio, con el índice ISM en 48,2 puntos, contra 51,0 unidades esperadas, frenó las compras.

El mercado obligatorio bajó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,973%, contra 3,959% en la noche del miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,531%, contra 4,503%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.

Tokio

La Bolsa de Tokio sigue sin levantar cabeza y acumula ya once jornadas consecutivas de pérdidas, algo nunca visto desde 1954.

El Nikkei cayó hoy 20,97 puntos o un 0,16 por ciento hasta 13.265,40 mientras el Topix, que agrupa todos los valores de la primera sección, retrocedió 3,13 puntos o un 0,24 por ciento, hasta 1.298,02 unidades.

El selectivo tokiota ha cedido ya 1.200 puntos, o un 8 por ciento, en las once jornadas consecutivas en que ha acumulado pérdidas, si bien hoy no fueron tan abultadas como ayer, cuando sumó diez sesiones de caídas por primera vez desde 1963.

Hoy sumó un nuevo récord pues tan mala racha de la segunda plaza del mundo no se veía desde 1954, cuando Japón estaba inmerso en dificultades económicas a causa de la reciente guerra de Corea (1950-53) y entonces vivió quince días consecutivos de pérdidas.

Como ya ocurrió ayer, los inversores se sentían nerviosos por la inmediata divulgación, hoy mismo, del dato de empleo en EEUU, que se presume negativo, y el previsto aumento de los tipos de interés en la zona euro, que se espera decida el Banco Central Europeo (BCE).

Norihiro Fujito, analista de Mitsubishi UFJ Securities, comentó a la agencia local Kyodo que, si ambas cosas suceden, podrían producirse más ventas de dólares, lo que empujaría más al alza al precio del petróleo, actualmente en niveles récord.

Fujito dijo que, aunque lo previsible es que persista de momento la mala racha del Nikkei, "ningún mercado puede caer de forma indefinida, así que se producirá un rebote técnico en algún momento".

Kazuhiro Takahashi, experto de Daiwa Securities, destacó que habrá que ver si el Nikkei baja próximamente de la barrera psicológica de 13.000 puntos.

Entre los grandes perdedores del día estuvieron las empresas de cristal y cerámica, las casas de valores y las compañías de acero y hierro, mientras entre los ganadores destacaron los bancos, las inmobiliarias y las empresas de transporte.

En la primera sección 1.077 valores perdieron terreno, por 541 que lo ganaron y 105 repitieron.

Una de las compañías que sufrió fue el fabricante de maquinaria pesada IHI, que perdió un 4 por ciento, o 9 yenes hasta 204 yenes, después de anunciarse que deberá hacer frente a multas millonarias por falsear sus ganancias.

Sin embargo, la empresa más cotizada, Mizuho Financial Group, subió 11.000 yenes, el 2 por ciento, hasta 481.000 yenes, ante la posibilidad de que tenga beneficios próximamente.

La empresa más con mayor volumen fue Sumitomo Metal Industries, que aumentó un 1 por ciento, o 4 yenes, hasta 489 yenes.

Durante la jornada se intercambiaron 2.238 millones de acciones frente a 2.012,23 millones ayer.

Dejá tu comentario