Clave: debut de De Vido con privatizadas

Economía

El ministro de Planificación, Julio De Vido, mantuvo ayer su primer encuentro con empresas privatizadas. La reunión fue con los representantes de las entidades de generadoras, distribuidoras y transportistas de electricidad, y participó también el titular de la asociación de grandes usuarios.

El encuentro estuvo motivado por la preocupación del sector eléctrico debido a la falta de recursos de Cammesa para pagar el próximo lunes a las generadoras la electricidad que se consumió en junio. Como lo que se recauda con tarifas no alcanza en invierno para pagar la energía, y como el año pasado se agotó el fondo de reserva, el lunes le faltan a Cammesa -empresa mixta controlada por la Secretaría de Energía-unos 50 millones para pagar la electricidad consumida en todo el país.

•Préstamo

Desde hace unos tres meses, se viene analizando que los recursos para pagar el precio de invierno de la electricidad provengan de un préstamo del Tesoro, pero en principio todavía no está firmado el decreto que permite el desembolso.

Si no está el aporte del Tesoro, las generadoras no tendrían recursos para pagar el combustible que consumieron los días en que les cortaron el gas natural porque hubo alto consumo domiciliario, y el gobierno debería, por lo menos, negociar que las petroleras den crédito a las generadoras y continúen suministrándoles combustible para evitar el riesgo de que falte energía en las próximas semanas.

«Fue un encuentro muy bueno», dijo Silvio Resnich, gerente general de Transener y titular de la asociación de transportistas, luego del encuentro con De Vido. Los demás participantes -Ernesto Badaraco, de las generadoras (Central Dock Sud); José María Hidalgo (Edesur), de las distribuidoras, y Alberto Pigretti (Papel Prensa), de los grandes usuarios, mantuvieron reserva.

En apariencia, los empresarios se quedaron con una buena impresión de De Vido, luego de sus polémicas declaraciones de las últimas semanas, en particular sobre el ministro de Economía de Francia, Francis Mer. El ministro les habría prometido estudiar el decreto y acercárselo al presidente Néstor Kirchner para que lo considere en las próximas horas.

•Decisión

Entre los empresarios, quedó la sensación de que la decisión sobre el préstamo del Tesoro la tomará directamente Kirchner. Pero también De Vido habría tranquilizado asegurando que entiende la situación que atraviesa la industria y prometiendo que el panorama irá mejorando gradualmente.

En el gobierno, la idea de dar un préstamo del Tesoro para financiar la electricidad crea algunas reservas porque aparece como un nuevo subsidio a privatizadas. Pero, en la práctica, las generadoras no tienen crédito ni aportes de sus accionistas, por lo cual necesitan cubrir sus gastos operativos para seguir produciendo energía, sobre todo en invierno, cuando los costos son mucho más altos porque se consume gasoil y éste tiene el precio libre, mientras el del gas natural está congelado y pesificado.

Por su parte, las empresas de energía afirman que, al no haber aumentos de tarifas para las compañías que cobran sus productos en dólares, como los que exportan o los hoteles, hay una transferencia de recursos hacia esos sectores, por lo cual se necesita el aporte del Estado.

Dejá tu comentario