5 de marzo 2007 - 00:00

Cocina oficial: el costo de vida 0,4%

La meta del gobierno para lo que resta del año ya está trazada: mes a mes el dato de inflación minorista debe ser similar al de 2006. Por eso, hoy se informará que el costo de vida en febrero aumentó 0,4%, igual a lo ocurrido hace un año. Los artilugios para lograr este resultado incluyen sorpresas como que se habría registrado deflación en la medicina prepaga, cuando, en realidad, quien quería mantener su cobertura debió pagar 22% más. Se relevan ya comercios o productos que el propio secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, dispone. Lo que está claro es que las variables sensibles del INDEC, como ésta de la inflación, se manipulan. Otras, que dan en positivo, no. Es lo que ocurrió con el desempleo la semana pasada. Este diario ya había anticipado que el gobierno se había propuesto como meta que la inflación minorista no debía superar 2% en este primer trimestre. Lo logra, obviamente, apelando a esta primitiva herramienta de política económica.

Guillermo Moreno
Guillermo Moreno
La inflación de febrero sería de 0,5% e incluso podría llegar a ubicarse un escalón menos, 0,4%. El dato será divulgado hoy a las 16 por el INDEC, tras lo cual se desatará seguramente una nueva polémica por la forma en que se efectuó la medición (ver aparte). El mismo mes del año pasado, la suba de precios minoristas había sido de 0,4%.

Ocurre que febrero suele ser un mes donde la estacionalidad juega a favor de la reducción de algunos precios. Esto sucede sobre todo con los valores del turismo, que caen luego del pico de enero, y la indumentaria, ya que es época de fuertes liquidaciones de verano. Claro que los valores de los productos frescos (como verduras y frutas) estuvieron lejos de calmarse y continuaron con importantes ajustes tal como había ocurrido en enero.

Una de las dudas de esta medición es determinar cómo se computará el aumento en los útiles escolares y otros productos relacionados con el inicio de clases. En este caso, suele haber un fuerte salto en los precios, pero aquí se estima que volverá a escena el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Ocurre que la secretaría que dirige firmó en diciembre un acuerdo con los principales proveedores de útiles escolares con quienes se pactó un aumento de hasta 8%, que sería el que considerará como válido el INDEC. Claro que distintos relevamientos privados confirmaron que las subas llegan en muchos casos a 14%.

Otra cuestión que jugará a favor tiene que ver con la decisión de las empresas de medicina prepaga de dar marcha atrás con el aumento de 2% que ya habían aplicado en enero y que el INDEC había computado en la medición. Ahora el sector dará seguramente deflación, a pesar de que en realidad la mayor parte de los clientes optaron por pagar el aumento de 22% con el objetivo de evitar el plan de copagos.

  • Incógnita

    Los cambios producidos en el INDEC, tanto de personal como metodológicos ya se hicieron sentir en enero, cuando la inflación trepó sólo 1,1%. La estimación de los economistas era que debía ubicarse como mínimo en 1,5% o que debía subir hasta 2%.

    Ahora la incógnita es determinar qué ocurrirá con la medición de marzo, otro mes en el que los precios suelen pegar un salto. Ya se sabe que el próximo aumento de la cuota de los colegios privados para solventar el aumento de sueldo a los docentes no se reflejará en el índice de inflación. Esto se debe a que en realidad el aumento estará « disfrazado» en la denominada «cuota recupero», que no es tenida en cuenta por el INDEC. Tarde o temprano, de todas maneras, la misma deberá ser incorporada al arancel básico, con lo cual cuando ocurra provocará un salto en la medición de la inflación minorista. Pero seguro que esto no ocurrirá durante 2007.

    El otro factor que generará presión inflacionaria este mes será la aparición de la nueva colección otoño-invierno. Según las estimaciones de los fabricantes, las subas respecto a la misma temporada del año anterior oscilarían entre 10% y 13%. Pero habrá que ver si los comerciantes respetan este incremento o buscan un margen adicional de ganancia con subas aun más importantes. De vuelta, en este caso también llegaría la «mano» de Moreno, porque el INDEC tomaría los valores del acuerdo ya existente y no los que reflejan las vidrieras.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar