Economía

Complicada transición se inicia en el Nación (dudas por trailer de la Mona Jiménez)

El próximo jueves Javier González Fraga brindará un cóctel a la prensa especializada para presentar un libro que consigna su paso por el BNA, en esa oportunidad estará acompañado por su exyerno Agustín Pesce y Jorge Lawson, aún persisten dudas sobre la participación del resto del directorio de la principal entidad financiera argentina.

Su gestión se inició en enero de 2017, cuando después de innumerables encontronazos con Marcos Peña y Mario Quintana, renunciara el valorado Carlos Melconian. El economista ortodoxo, con carácter previo había sido descartado como ministro de Economía por no compartir la evaluación superficial de la crisis económica planteada por Alfonso de Prat Gay, y como premio consuelo aterrizó en el BNA y sus empresas vinculadas con un equipo integrado por exmiembros de su estudio, referentes del mercado como Luis Ribaya y Alejandro Henke, y un equipo de asesores de la envergadura de Ernesto Marti Reta, Luis Seco, Iván Sasovsky, entre otros. Melconian intentó diferenciarse del tridente “mis ojos y mis oídos” y tejió una alianza con el poderoso sindicalista bancario Sergio Palazzo para encarar reformas postergadas, al mismo tiempo se diferenciaba de Sturzzenegger lanzado una línea de crédito hipotecaria a una tasa fija del 7% los tres primeros años y luego una combinación que no indexara la cuota en abierto rechazo al diseño de los créditos UVA promovida por el BCRA a los que consideraba una bomba de tiempo para los tomadores.

Un año más tarde todos estarían fuera del banco. La segunda depuración, por cuestiones de criterio de González Fraga, dejó fuera al vicepresidente Enrique Vaquié, político mendocino de vasta experiencia, a Luis Ribaya, y al politólogo Luis Tonelli.

Es difícil encontrar una definición para calificar la gestión de González Fraga, y vale como ejemplo que el mundo avanza hacia la banca digital y él propone implementar un plan de expansión de quinientas nuevas sucursales cuya presentación deja atónitos a los banqueros nucleados en ADEBA, de todas formas sólo logró avanzar en 64. Asimismo, invierte cien millones de dólares en un plan de retiro obligatorio que descabeza la organización y empodera recursos humanos sin idoneidad ni afinidad con el proyecto macrista, se focaliza en microcréditos y micro emprendedores más propios de un ministerio de acción social,

Por un lado, su gestión se desentendió del recupero de créditos otorgados y por el otro cobra las tasas más altas del mercado, expulsando a las pymes a la banca privada y llevando al banco a un grado de iliquidez absoluto.

En materia de control de lavado de activos, Agustín Pesce que presume expertise en la materia, impulsó una denuncia contra el directorio anterior por haber omitido el reporte de operación sospecha (ROS) contra la organización de Milagro Sala con motivo del retiro de $11 millones de la sucursal de San Salvador en la primera semana de diciembre de 2015, cuyas imágenes regodearon al grupo Clarín. La denuncia provocó un gasto millonario para cubrir la defensa de los directores y funcionarios, soslayando lo verdaderamente relevante, que se había realizado la tarea principal: modificar la normativa vigente y prohibir el retiro por ventanilla de fondos por parte de los apoderados de las cooperativas. En total, se gastaron u$s700 mil en abogados defensores y la multa de la UIF fue de exiguos $14.000. También se incorporó a Celeste Pleé que provenía del organismo de control con rango de gerente la enviaron a Londres a capacitarse y después se contrató a su socio, Juan Feliz Martheau para ser realizar el informe de experto independiente. Fue todo un interesante reparto de funciones.

Las mayores críticas llegaron por la administración de la Fundación BNA, Empezando por “Crear Vale la Pena” para promover la enseñanza de las matemáticas a través del arte sin metodología ni estadísticas que lo avalen y menos aún control que acredite el destino de los fondos. Otro caso fue el apoyo a Eduardo “Coco” Oderigo, alma mater de los Espartanos, e impulsor de la práctica del rugby en las cárceles como método de rehabilitación. Se asegura en el Banco que se financió la construcción de dos canchas, en Jujuy y San Juan, y por dificultades para obtener los permisos de obra, los fondos cambiaron el destino. Mientras tanto, supuestamente se hicieron colocaciones en un fondo de inversión del banco HCSB. Lamentablemente el Ministerio de Hacienda no les avisó la medidas posteriores a las PASO para los fondos comunes de inversión...

Caso aparte es Empretec y los fondos que administró Lawson. González Fraga le habría dado u$s 5 millones para ferias y paseos de emprendedores. Hubo acumulación extraordinaria de millas por viajes en el exterior y la adquisición de un trailer para la Mona Jiménez con sumario que sigue en curso por sobreprecio. Todos esos desaguisados llevaron un año atrás a que Lopetegui designara una intervención integrada por los directores Marcelo Pose, Javier Okseniuk y Marcelo Goldberg para poner en caja la situación pero la pérdida de las elecciones los sorprendió a mitad de camino.

Sin perjuicio de que, como respecto del resto del gabinete no existe confirmación de quien será el próximo titular del BNA, la semana pasada uno de los candidatos, José Ignacio de Mendiguren se reunió con González Fraga, quien aprovechó para recomendarle ratificar en sus cargos a Agustín Pesce y Jorge Lawson y no prescindir de Celeste Pleé.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario