Advierten que el consumo masivo cayó 13% en febrero

Economía

Anotó su noveno mes consecutivo en terreno negativo y acumuló una contracción de 8,1% en el primer bimestre del año.

El consumo masivo cayó un 13,2% interanual en febrero, anotando así su noveno mes de contracción consecutivo. Alimentos y bebidas encabezaron una fuerte merma que, según analistas consultados, se explica a raíz de la pérdida del poder adquisitivo frente a la suba de los precios de la canasta básica.

Según un informe elaborado por la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), que realiza un relevamiento en supermercados nacionales, almacenes y kioscos de todo el país, durante primer bimestre del año la facturación se incrementó en un 30,1% en términos nominales, con una caída de ventas del 8,1%.

“Las superficies más chicas son las más afectadas por la perdida en consumo, de la misma manera que las zonas de niveles socioeconómicos más bajos del GBA”, remarca el informe, que destaca que las ventas de los kioscos y almacenes se derrumbó un 17,2% anual en febrero mientras que las de los autoservicios cayeron 11,4% y las de los supermercados 4% en el mismo período.

“El consumo masivo cayó fuerte, luego de cerrar el año positivo. Esta caída de febrero se da debido a la pérdida de poder adquisitivo respecto a la canasta de alimentos básicos, que está teniendo una evolución de precios muy importantes. Y la realidad es que no hay recuperación del ingreso. Se está intentando tratar el tema de Ganancias, pero la realidad es que hay un universo de personas muy afectado por la pandemia: como el trabajador informal, que son unos cinco millones y no tiene paritarias; monotributistas, que son 3.850.000 personas sin ajuste de escalas y topes; y autónomos”, señaló a Ámbito Damián DiPace, director de la consultora Focus Market, quien agregó: “Se está viendo una caída fuerte en alimentos y bebidas. Interanualmente, crece cuidado personal y limpieza, pero se da por la exigencia que trajo la pandemia y la necesidad de comprar estos productos básicos para la sanitización del hogar o individual. Creo que el dato de caída interanual, sobre todo al no haber estado en pandemia en febrero del año pasado, es muy duro”.

Según el último dato difundido por el INDEC, en diciembre se registró un incremento del 2,6% interanual en las ventas en supermercados, luego de cuatro meses en terreno negativo. Marzo y mayo, meses marcados por la parte más estricta de la cuarentena (junto a abril), arrojaron los mejores números del año pasado en este indicador: se dio, sobre todo, por un menor consumo de otro tipo de bienes y servicios.

Hábitos

El informe señala también que a partir de marzo del año pasado las primeras marcas recuperaron parte del volumen tomado por las segundas líneas durante el 2019, sin embargo aún hay una fuerte reducción del surtido en primeras marcas.

“Las segundas marcas se encuentran desarrolladas en los niveles socioeconómicos bajos, teniendo oportunidad de crecer en sectores más altos en algunas categorías particulares donde ya tienen buena penetración”, dice el informe.

Dejá tu comentario