Cuarentena estricta en el AMBA: advierten que frenará recuperación

Economía

Como consecuencia de las nuevas medidas, analistas prevén una caída de la actividad para este 2020 del orden del 9,8% al 15%.

Todavía resuenan los ecos del último informe del INDEC que reveló que la caída de la actividad en abril, primer mes con vigencia plena de la cuarentena, fue de 26,4%. Aunque esta cifra habría sido el piso, porque a partir de mayo las flexibilizaciones en la mayoría de las provincias permitieron un repunte en la economía. En tanto, con la vuelta a la cuarentena estricta en la zona del AMBA, a partir de hoy, se plantea un posible nuevo revés para la actividad económica de la Argentina que enfrenta una crisis inédita a nivel mundial.

“A pesar de que la zona del AMBA cuenta con apenas un poco más del 1% de la superficie de la Argentina, allí vive un tercio de la población de todo el país y genera casi el 50% del PBI. Entonces, indefectiblemente, un endurecimiento de la cuarentena tiene un fuerte impacto en la actividad. A partir del ingreso de la mayoría de las provincias a la fase de distanciamiento social, comenzamos a proyectar una recuperación desde mayo, teniendo en cuenta que en abril venimos del subsuelo, y lo mismo esperamos para junio. En tanto, con estos, al menos 17 días de cuarentena estricta en la zona del AMBA, se dilata la recuperación o la hace más acotada”, explicó a Ámbito Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina.

En una línea similar se expresó Juan Manuel Telechea, del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala: “Abril sería el piso de la caída de la actividad. Durante mayo se observó un repunte en la movilidad a nivel general, de la mano de la apertura progresiva de la mayoría de las provincias, con la excepción del AMBA y Chaco. En efecto, tanto nuestro indicador mensual de consumo como el de actividad mostraron un leve repunte en mayo respecto de abril (+2,6% y +0,9%). De todas maneras, la vuelta atrás de la cuarentena en el AMBA pone algunas dudas al respecto. De cara a fin de año por el momento estamos estimando una caída de -9,8%, con un repunte para 2021 (+5,1%) que no alcanzaría a recuperar todo el terreno perdido”.

Mientas tanto, desde Ecolatina Sigaut Gravina detalla que, a partir del endurecimiento de la cuarentena, la consultora corrigió las proyecciones sobre caída del PBI en 2020 y llevaron la cifra desde el 10% al 11,5%. “Hay que tener en cuenta que no se sabe a ciencia cierta si serán sólo 17 días y el escenario que se plantea es que la zona del AMBA saldría finalmente de la cuarentena y entraría a distanciamiento social recién a fines de agosto o septiembre. Lógicamente quedan menos meses de plena actividad para la recuperación”, advierte el economista.

Bastante menos optimista es Guido Lorenzo, de la consultora LCG, quien proyecta una caída de la actividad para este año de “al menos” 15 puntos. “Es inevitable ante la situación que se está atravesando, pero en realidad no me preocupa tanto el número, quizás lo más importante a tener en cuenta es que venimos de más de dos años de retroceso y vamos a acumular más del 20% de caída de actividad. Inevitablemente esto impacta en los indicadores socioeconómicos porque el repunte se demora más de lo esperado”.

En tanto, en esta nueva cuarentena estricta que comienzo hoy en la zona del AMBA, hay algunos rubros que serán exceptuados desde el inicio, como las industrias que están instaladas en parques industriales. Este quizás es un pequeño aliciente en medio del cierre otra vez de los comercios no esenciales en Capital Federal.

En este marco, Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos, remarca: “En la provincia de Buenos Aires tenemos 38.000 pymes industriales, de las cuales alrededor del 40% están localizadas en parques industriales; todas estas podrían seguir trabajando, siempre y cuando provean el transporte a los empleados. El problema es que no todas van a operar porque mucho tiene ver con el sector que provean. Por ejemplo, la industria textil, si están cerrados los comercios, quizás no funcione”.

Justamente, esta nueva cuarentena también implica el cierre de cientos de comercios no esenciales, como librerías, artículos para el hogar o indumentaria que habían ingresado entre mayo y junio a las actividades exceptuadas en Capital Federal. Al respecto, Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria detalla: “Entendemos completamente las razones de las medidas tomadas y apoyamos todo lo que tiene que ver con el cuidado de la salud. Lo único que les decimos a las autoridades es que cuanta más cuarentena haya, también debe haber más salvataje. En abril nuestra actividad cayó alrededor del 85% y en mayo un 70%, estamos muy por debajo del promedio de la economía. Afortunadamente, tenemos muy buen diálogo con las autoridades nacionales, entienden nuestros planteos y se estaría trabajando en cuestiones claves para reactivar la actividad luego de la cuarentena”.

En la misma línea se expresó,Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC): “Con esta nueva cuarentena vemos que muchos comercios tuvieron que hacer gastos para acomodar sus instalaciones a los protocolos, y ahora tienen que volver para atrás y quizás haya más cierres definitivos. No cuestionamos las medidas sanitarias, pero sí pedimos mayor asistencia del Gobierno a los empresarios. En el interior del país hicimos una encuesta y relevamos que cerraron más de 15.000 comercios. En AMBA, cerraron otros 25.000. Pensar que de acá a fin de año esa cifra se puede duplicar no es exagerado. Claramente le estamos pidiendo al Gobierno que auxilie ahora, porque es más barato que en un futuro con 100.000 comercios cerrados y 400.000 puestos de trabajo menos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario