Desde octubre, Montoya buscará evasores a través de los celulares

Economía

Las empresas de telefonía celular estarán obligadas a suministrarle a la Dirección de Rentas bonaerense los datos de sus clientes, incluyendo su número telefónico.

Según publicó un matutino platense, el organismo que encabeza Santiago Montoya explicó que la medida apunta a acentuar los mecanismos de fiscalización tributaria.

En concreto, Rentas dispuso incorporar como agentes de información de datos referentes a usuarios o abonados a las empresas de telefonía celular, como antes lo hizo con empresas de electricidad, gas, agua y servicios cloacales, telecomunicación y emisoras de televisión por cable.

Así, tendrán que brindar datos referentes a los usuarios "que resulten de interés para la determinación, percepción y fiscalización" de impuestos.

Si bien en la disposición publicada en el Boletín Oficial no se especifica a qué contribuyentes se apunta con esta medida, fuentes del ministerio de Economía provincial señalaron que se buscará "cruzar" los datos de 60.000 grandes deudores de la Provincia en poder de Rentas con los listados de estas empresas.

De esta manera, el organismo que conduce Montoya busca contar con datos adicionales -fundamentalmente el consumo de los clientes en celulares- como para luego impulsar el inicio de acciones legales para el cobro de deudas.

"Es una información valiosa porque si una personas por ejemplo gasta miles de pesos en celular, no nos va a poder decir que no está en condiciones de pagarle a la Provincia", explicaron en el Ministerio de Economía provincial.

Esos 60.000 grandes deudores tienen depósitos por 1.400 millones de pesos en bancos y deben a la Provincia cerca de 4.000 millones de pesos, según se indicó oficialmente.

Pero el dato llamativo de esta disposición es que las empresas deberán suministrar, junto con los datos del cliente, el número de celular.

Si bien nada se dijo respecto de la necesidad de contar con este dato, hay quienes no descartan que Montoya pueda apelar a algún llamado personal para "persuadir" a estos grandes deudores.

Hasta el momento, Rentas y el propio Montoya dejaron grabaciones en los teléfonos fijos de algunos morosos.

Y el año pasado, el recaudador le envió cartas a las esposas de quienes le deben sumas abultadas al fisco provincial.

Esta ofensiva de Rentas por contar con más datos de morosos y evasores ya fue llevada a distintos ámbitos.

Por ejemplo, las empresas de aviación debieron informar a Montoya el listado de los viajeros y lo mismo ocurrió con hoteles del interior del país.

También exigió la base de datos a los colegios profesionales para determinar si, por ejemplo, abogados, médicos o arquitectos evaden impuestos.

La nueva disposición comenzará a regir el 5 de octubre, cuando estas empresas de telefonía celular deberán informar sobre el listado de sus clientes.

Dejá tu comentario