Advierte Moody's: empresas argentinas tendrán problemas para refinanciarse

Economía

La calificadora de riesgo proyectó, además, que el PBI caerá un 8% y la inflación será del 45% durante 2020.

Un informe de Moody’s indicó que “el coronavirus profundizará la crisis argentina, lo que hará que el riesgo de liquidez se mantenga elevado para las 26 compañías no financieras, de servicios públicos e infraestructura calificadas en el país”. Según la calificadora estadounidense el PBI argentino caerá el 8% este año y la inflación será del 45%.

Entre las 26 compañías compañías argentinas a las que sigue Moody’s aparecen YPF (entre otras energéticas), Arcos Dorados, AySA, Mirgor, Holcim y Arcor, entre otras.

El documento destaca que “las necesidades de refinanciamiento de la mayoría de las compañías serán moderadas en 2020-21”, pero advierte: “El acceso limitado a los mercados internacionales probablemente impedirá que las compañías refinancien completamente sus bonos de largo plazo con vencimiento en 2021 por u$s3800 millones”.

Además, Moody’s alerta: “El riesgo cambiario aumenta el riesgo de liquidez corporativa, ya que la deuda en moneda extranjera sin cobertura representa el 96% del pasivo total de las compañías. A diciembre de 2019, las compañías de petróleo y gas comprendían alrededor del 57% de los 547.000 millones de pesos en necesidades de refinanciamiento para los próximos 24 meses. En 2020, solo tres compañías accedieron a los mercados internacionales y con fines de refinanciamiento únicamente”. No obstante, Moody’s rescata: “Varias compañías obtuvieron financiamiento en el mercado local”.

Ámbito consultó a una serie de analistas respecto de esta situación y todos ponderaron una eventual reestructuración de la deuda como la llave para destrabar el financiamiento. Christian Gardel, socio fundador de Gardel Trading, consideró: “Los tres elementos para que las empresas no tengan problemas de liquidez son: en primer lugar, resolver el tema de la deuda, porque bajaría el riesgo-país. En segundo término, saber cuán larga es la cuarentena, porque si es muy larga las empresas no van a poder generar el dinero para pagar sus deudas. Y la tercera variable en importancia es el precio del dólar. Si el dólar se fuera tan alto, como para implicar que el costo de cancelación de deuda es elevado para la salud económica de las empresas, es posible que no haya capitales fluyendo hacia el mercado de deuda corporativo argentino”.

En la misma sintonía, el economista Martín Polo añadió: “Si la Argentina no resuelva su deuda el mercado cambiario va a estar bajo estrés”. Y el analista financiero Christian Buteler sintetizó: “En un país en default, refinanciarse se hace mucho más difícil. O, al menos, mucho más caro”.

Condiciones

Por su parte, Juan Diedrichs, de Capital Markets Argentina, añadió: “Las empresas argentinas han sufrido una descapitalización fenomenal en los últimos dos años. Si sumamos la contracción de la economía de los últimos tres meses, no cabe dudas de que habrá complicaciones para lograr financiamiento”.

Diedrichs también le dio un importante lugar al arreglo de la deuda, pero aclaró: “Es condición necesaria pero no suficiente. Hay que generar las condiciones necesarias para que vuelva la inversión y las empresas puedan volver a los mercados mundiales”. Además, Diedrichs afirmó, como dato alentador: “El mundo juega a favor: la gran liquidez mundial elevará el apetito de riesgo. Un dólar más débil empujará las commodities”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario