En medio de la renegociación de la deuda, Moody's bajó la calificación de Argentina

Economía

La calificadora de riesgo de deuda sostuvo que la pandemia del coronavirus agravará los desafíos económicos y presupuestarios del Gobierno, lo cual redundará en significativas pérdidas para los acreedores en la reestructuración.

La calificadora de riesgo Moody's rebajó hoy la nota de Argentina como emisor de deuda a largo plazo en moneda extranjera y en moneda local, y prevé "pérdidas sustanciales" para los acreedores en el actual proceso de reestructuración que está encabezando el Ministerio de Economía con el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El informe difundido este viernes prevé una combinación de extensión de vencimientos, tasas de interés más bajas y reducciones en los montos de capital, de modo que las pérdidas para los inversores sean probablemente consistentes con una calificación de Ca, que generalmente captura pérdidas de entre el 35% y el 65%.

Adicionalmente, Moody's espera que el proceso de renegociación durará más tiempo del previsto y que el shock económico de la pandemia del coronavirus agrava una situación que previamente ya obligaba al gobierno argentino a reducir sus obligaciones de pago de deuda en los próximos años.

"La pandemia solo agravará los desafíos económicos y presupuestarios ya profundos que enfrenta el gobierno, lo que en última instancia aumentará el estrés financiero y el nivel de pérdidas que probablemente incurra el tenedor de bonos", consideró.

El 31 de marzo, el ministerio que conduce Martín Guzmán publicó las pautas de sostenibilidad de la deuda que utilizará en las discusiones con los acreedores.

Allí, Guzmán aseguró que el coronograma para presentar la oferta formal se atrasó producto de las evidentes complicaciones que trajo el Covid-19 y reconoció prestará atención a las sugerencias realizadas por el staff técnico del FMI, que planteó tres escenarios en los cuales la quita para los bonistas durante para la próxima década oscila entre los u$s55.000 millones y los u$s85.000 millones.

Según cifras oficiales, el monto total a reestructurar de deuda emitida bajo ley extranjera asciende a u$s68.842 millones. Este año, Argentina tiene que pagar u$s22.000 millones por deuda en moneda extranjera de bonos, cuentas y préstamos, incluidos los del FMI.

La definición de Moody's de incumplimiento incluye solo pagos a acreedores privados, no agencias multilaterales o bilaterales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario