Dispusieron paro agrario el día 22

Economía

Desde la gestión de Carlos Menem que el campo no anunciaba un paro. Será desde el sábado 22 (para que no ingrese carne en el Mercado de Liniers el lunes) hasta el martes 25. Pese a que Eduardo Duhalde en 2002 impuso las retenciones a las exportaciones, no se lanzó una medida de protesta similar. Esto tenía su explicación: el ex presidente antes había decidido la pesificación de todas las deudas, dando un fuerte alivio de un día para el otro a los balances del sector. Desde la prohibición de exportar carne -luego aliviada- dispuesta por Néstor Kirchner, y antes, por otro aumento de las retenciones, se estaba preparando esta medida. El paro lo convoca Confederaciones Rurales Argentinas, de importante presencia en la Pampa Húmeda y en la ganadería de la zona norte. Es la más combativa de las agrupaciones. No habría fuerte impacto entre los consumidores, pero sí lo podría haber por otro motivo: el enfrentamiento del gobierno de Felipe Solá con frigoríficos por evasión impositiva en la provincia de Buenos Aires se está acrecentando. Ayer se decomisó un camión, y hoy los frigoríficos podrían anunciar otro paro que, en definitiva, afectaría el normal suministro de carne a bonaerenses. Situación complicada en todo el sector y lejos se está aún de una solución.

El campo anunció un paro por cuatro días a partir del 22 de este mes en protesta por las medidas tomadas por el gobierno con su sector. Así lo definió anoche Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la entidad que reúne a todos los ganaderos del país, los que adoptarán distintas modalidades de protesta en sus provincias, desde movilizaciones y cortes de ruta hasta una marcha a caballo por las rutas. Ahora verán la posibilidad de sumar adhesiones de las otras entidades del sector.

«No se comercializarán productos del campo desde el 22 hasta el 25», informabandesde la entidad en la que se evaluaron diversas modalidades de protesta. «Dimos continuas señales de que queríamos encontrar con el diálogo las soluciones que necesitan el productor y todo el país. Pero algunas medidas no llegan con la rapidez que la crisis exige», decía a este diario Mario Llambías, presidente de CRA.

  • Equilibrio

    La dirigencia nacional, en general, que actúa con moderación y busca el equilibrio entre los reclamos de sus representados y la relación con los funcionarios de turno, tuvo esta vez que hacerse eco de los fuertes reclamos desde el interior, con advertencias que indicaban que se harían las protestas regionales «con o sin el acompañamiento de CRA». Esto generó ayer en la reunión del consejo directivo una menor disputa a la esperada frente a reclamos de las provincias del Norte, muy afectadas en ganadería, que exigían medidas concretas de protesta.

    «Están complicados el productor de trigo, el ganadero del Norte, el vitivinicultor de Mendoza que está por salir a la ruta», reconocía Llambías y explicaba que «no hay una política de mediano y largo plazoque beneficie al productor y a todo el país».

    Durante las cuatro jornadas de paro, que se inician un sábado con el fin de paralizar el comercio de ganado hasta el miércoles, intendentes, gobernadores, hasta finalizar con el presidente de la Nación, recibirán un petitorio de los productores, el que ya comenzó a redactarse en CRA.

    «Es muy difícil conformar a todos -decía Llambías-. Hubo distintas metodologías e ideas sobre la forma de protesta».

    El paro de CRA coincidirá con plenos días de la Exposición Rural de Palermo: «Era inevitable, no es nuestra idea complicarle la vida a la Rural», decía el presidente de CRA.
  • Dejá tu comentario