Bajó el dólar blue: ¿Puede volver a dispararse?

Economía

Una posible devaluación estará atada al tipo de entendimiento al que se llegue con el Fondo, según analistas. Por otro lado, destacan poder de fuego del BCRA.

Si bien se trata de un mercado acotado, y que no incide de manera directa en la formación de precios, la disparada del dólar blue y el incremento de la brecha suele generar expectativas de devaluación que pueden afectar a distintos sectores productivos. Sin embargo, y más allá del retroceso que la divisa paralela evidenció en los últimos días, analistas señalan que no existen “fundamentos técnicos” para una inminente disparada del dólar oficial. Aunque, aclararon, también dependerá de qué tipo de acuerdo se alcance con el Fondo Monetario Internacional.

Con los dólares financieros controlados, luego de las recientes medidas adoptadas por el BCRA y la CNV, también destacaron la importancia de observar la brecha que se genere con los tipos de cambio implícitos de activos no regulados: es que esas referencias libres son las que le marcan el ritmo a la divisa paralela.

Al analizar si hay motivos para esperar una posible devaluación posterior a las elecciones, el economista jefe de Ecolatina Matías Rajnerman señaló: “Creo que dependerá mucho de qué pase con el FMI, no solo si hay acuerdo, sino principalmente qué dice. Si tiene las mismas reglas que 2018, será inevitable. Pero pandemia, cambio de gobierno y de autoridades en el Fondo, podría modificar la ecuación”.

Por su parte Hernán Letcher, director del CEPA, analizó: “Los mercados de dólar están cada vez más segmentados, con lo cual podes ver distintas trayectorias. En orden de importancia: el oficial está en línea, administrado. En este mercado, si bien ingresás en la segunda parte del año que tiene peor estacionalidad, en los últimos meses el BCRA ha comprado dólares suficientes para atender cualquier eventualidad”.

“Por otro lado, tenés los dólares bolsa de referencia, que están respondiendo bien con las regulaciones e intervenciones, sobre todo ahora que el mercado es más chico, aunque la presión compradora sigue presente”, señaló Letcher a Ámbito, y concluyó: “El principal problema son los dólares bolsa no-referencia (ADR, Cedear, Ledes) que en la última semana siguieron subiendo y su trayectoria le marca el pulso al blue. Esas presiones van a estar presentes hasta las elecciones, aunque dependerán de la evolución de la macro: inflación, déficit, emisión”.

“Más allá del ruido político de cara a las elecciones, que suele tener implicancias en lo financiero, desde lo técnico, lo que creo es que no hay un fundamento de fondo para una disparada del dólar en ninguno de los segmentos”, sostuvo por su parte el economista Sergio Chouza, quien subrayó: “Si se evalúa la cotización de todos los segmentos, todas las cotizaciones del dólar está altas: tanto en el oficial como los financieros y en el canal informal, ya sea ajustado por inflación, visto en términos históricos o ajustado por precios internacionales”.

Al respecto, el analista sostuvo que la economía argentina “está funcionando en una situación de superávit externo que difícilmente se desande ni a corto ni a mediano plazo, con lo cual se van a generar los dólares suficientes como para abastecer a tu producción”. “La disponibilidad de dólares está. Además, se está en el medio de una renegociación que seguramente va a dar un perfil de vencimientos mucho más armonioso con el FMI a futuro; con una curva llevadera por lo pronto hasta 2024 con los privados la tenés ya rearmada. Con lo cual, no va a haber tensiones por el lado del sector externo en el corto y el mediano plazo”, concluyó Chouza.

Dejá tu comentario