"Economía de EE.UU. sigue excepcional"

Economía

Washington - El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se declaró satisfecho por la marcha de la economía de su país y pidió a China una mayor flexibilidad en la fluctuación de su moneda. La posición del mandatario figura en el prefacio de un reporte de sus consejeros económicos dirigido al Congreso y difundido ayer.

«La fuerza fundamental de nuestra economía viene de la inteligencia y de las tareas duras de la gente», sostuvo Bush en la introducción del reporte en donde añadió que la economía de su país «continúa demostrando excepcional resistencia, flexibilidad y crecimiento».

Bush destacó la «dura tarea de los trabajadores norteamericanos» y también su política de desgravación fiscal, que es criticada por la oposición demócrata.


Recordó que la economía creció 3,1% en 2005 y pronosticó un aumento de 3,4% para este año. Para 2007, la tasa de crecimiento esperada es de 3,3%.

Según las previsiones de la Casa Blanca, en 2006 debe haber una leve baja de la tasa de desocupación, desde 5,1% hasta 5%. El gobierno también aspiraa lograr una moderación en el índice de aumentos de los precios, que en 2005 subieron 3,4%, el máximo en cinco años. Se espera que la tasa se sitúe en 2,4% en 2006 y 2007.

• Apelación

Con respecto al déficit comercial primario, Bush hizo en el reporte una apelación a China para que liberalice su política monetaria. «Una mayor flexibilidad de cambio daría a China un instrumento político útil para la estabilización de su ciclo económico y para reorientar el crecimiento de las exportaciones a mayor demanda interna», completaron Bush y su consejo de asesores económicos.

Los mercados financieros mirarán de cerca este reporte porque el nuevo presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, participó en su redacción cuando presidía el Consejo de Asesores Económicos antes de mudarse a la Fed el 1 de febrero.


Datos de la semana pasada mostraron que el déficit comercial de Estados Unidos se amplió en 2005 a la cifra récord de u$s 725.800 millones.

El informe de la Casa Blancavinculó el déficit en la cuentacorriente a temas estructurales de la economía mundial que han generado un exceso del ahorro en países de Asia como China y Japón.
Bernanke ha argumentado que un repunte del ahorro en Asia es un factor importante en el desequilibrio comercial mundial. El estudio reconoció, además, que los estadounidenses, cuya tasa de ahorro ha caído bajo cero por primera vez desde la Gran Depresión, deben frenar el gasto, mientras que el gobierno debe recortar el déficit presupuestario.

Dejá tu comentario