El blue amplió la brecha con el oficial y el Merval bajó 0,9%

Economía

Con la mira puesta en la reestructuración de la deuda soberana y de la situación en Buenos Aires, el mercado no logró acoplarse al optimismo global generado por el acuerdo entre EE.UU. y China.

El dólar blue anotó ayer su segunda suba en fila, al avanzar 50 centavos a $78, con lo cual acortó su brecha con el dólar “turista”, ubicándose a menos de $4 del mismo. En tanto, el contado con liquidación (CCL) descendió 25 centavos a $80,84, por lo que el spread con el dólar mayorista cedió al 32,4%. Además, el dólar MEP subió 13 centavos a $79,40, lo que dejó una brecha del 34,9%.

En el mercado cambiario oficial, el dólar solidario -que lleva el recargo del 30% por compra de divisas para atesoramiento o turismo- aumentó un centavo a $81,87, dado que el minorista se movió levemente al alza y cerró a $62,98. En tanto, el mayorista cayó 11 centavos y cerró por debajo de los $60, a $59,95 en una rueda donde una combinación de mejora de la oferta y disminución de la demanda desarmaron la presión de los dos días anteriores. El Banco Central, en este contexto, volvió a la posición compradora, al adquirir u$s60 millones, tras haber vendido entre el lunes y martes unos u$s115 millones. El volumen operado descendió 3% a u$s261 millones.

“La autoridad monetaria volvió a realizar compras en el mercado, ahora en niveles de $59,95, fijando un piso diferente del que mantuvo hasta la semana pasada”, señaló el especialista Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. “Para mantener el precio, el BCRA aprovechó para comprar unos u$s60 millones, ya que muchos bancos y algunos exportadores, al ver que iban perdiendo pesos respecto de ayer por tener dólares en posición o sin liquidar en caso de los exportadores, se sumaron a la onda vendedora de dólares”, detalló Izzo.

El Banco Central dejó sin cambios, en 52%, la tasa de política monetaria en una única licitación. El total adjudicado fue de $132.084 millones sobre vencimientos por $130.801 millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $1.283 millones. Las reservas internacionales de la autoridad monetaria subieron u$s211 millones a u$s45.287 millones. En el mercado futuro Rofex, se operaron u$s275 millones (-38%) y bajando los precios de todos los plazos. Enero quedó operado en $61,10 con una baja de 6 puntos en la tasa a 43,76% y febrero a $63,22 (44,24%), también bajando la tasa en 9 puntos.

Por su parte, el S&P Merval cedió 0,9% a 41.246,2 puntos, encadenando su tercera caída consecutiva, afectada por los temores que conlleva la propuesta de retraso en el pago de deuda de la influyente provincia de Buenos Aires, en momentos en que el Gobierno nacional encara una reestructuración de deuda soberana. Las principales bajas fueron registradas por BBVA (-5,1%), Central Puerto (-4,3%) y Grupo Supervielle (-4,2%). Mientras que las alzas más importantes fueron anotadas por Cablevisión (5,5%), Aluar (4,1%) y Ternium (2,6%). Fue en sintonía con las ADR argentinas en Wall Street, que cayeron hasta 5%.

El retroceso se produjo a contramano de la Bolsa de Nueva York, donde los principales índices cerraron en positivo después de que Estados Unidos y China firmaron un acuerdo para descomprimir su guerra comercial, alcanzando así nuevos niveles récord. El Dow Jones de Industriales avanzó 0,31% a 29.030,22 puntos. El S&P 500, 0,19% a 3.289,20 y el Nasdaq, de valores tecnológicos, 0,08% a 9.258,7 unidades.

En lo que respecta a la renta fija, los principales bonos pagaderos en dólares operaron mixtos en su especie D mientras que en la plaza en pesos la mayoría operó al alza a excepción del Bonar 2024 que retrocedió en ambas especies. Por otro lado, los bonos pagaderos en pesos se recuperaron luego de la fuerte caída experimentada del martes. El riesgo país bajó ayer 2,22% a 1.806 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario