Economía

CEO de Avia: "La crisis fue una oportunidad para las segundas marcas"

La empresa trajo la licencia de Avia hace un año al país y logró crecer en un contexto complejo a costa de resignar márgenes de rentabilidad.

La industria del calzado y la indumentaria es uno de los sectores más golpeados por la crisis económica argentina. La caída de ventas provocó no sólo el cierre de comercios sino también de fábricas y empresas distribuidoras. En este contexto, la pyme argentina Latin Shoes que opera con las licencias de Avia, Sergio Tacchini, Goodyear, Boca y River, entre otras, encontró un espacio para crecer ante las marcas de primera línea.

En diálogo con Ámbito Financiero su CEO Matías Halyo, pidió reglas de juego claras para seguir invirtiendo y aunque se mostró cauteloso apuesta a una reactivación del consumo en el 2020.

Periodista (P): ¿Cómo está hoy su empresa ante la crisis de consumo que afecta a todos los sectores?

Matías Halyo (MH): En lo que respecta estrictamente a nuestra marca Avia, estamos en el mercado con ella hace alrededor de un año y realmente hemos tenido muy buenos resultados a pesar de la crisis. Muchos veces cuando aparecen estas crisis económicas también resultan una oportunidad para las segundas marcas y eso está sucediendo con Avia. Por ejemplo, actualmente las primeras marcas tienen precios en los negocios que van desde los siete o hasta los 10 mil pesos y en este momento el consumidor no puede pagar estos valores, entonces ahí surgimos nosotros como alternativa conveniente de menor valor pero excelente calidad. También es cierto que esto quizás no se replica en todas las segundas marcas, porque incluso en otras de la línea de productos que ofrecemos actualmente muestran una retracción o un estancamiento, pero la oportunidad es real y concreta y hay que saber aprovecharla.

P.: ¿Cómo está su operatoria posterior a la devaluación teniendo en cuenta que gran parte de sus costos están dolarizados por la importación de materia primas.

M.H.: Nosotros nos proveemos de Oriente pero la gran mayoría son insumos, no solemos importar producto terminado. Traemos básicamente las suelas o las capelladas de las zapatillas, que es la parte de arriba, y luego el calzado se ensambla en la fábrica. Por otro lado tenemos productos que se producen 100% en la Argentina, hacemos un mix entre importación e industria nacional. En lo que hace a mi situación particular hemos optado por resignar rentabilidad ante la suba del dólar para no trasladar todo al precio. Nuestra apuesta está en seguir creciendo en el mercado y que más gente elija la marca y por suerte lo estamos logrando. Por supuesto que no ha sido sencillo.

P.: En los últimos años también cerraron muchas fábricas calzado, ¿cómo analiza esta situación y cómo afectó su negocio?

M.H.: Realmente cerraron muchísimas fábricas o talleres, gente con muchos años en el sector pero que no pudieron soportar esta crisis. Prácticamente cerraron el 80% de los talleres que trabajaban con nosotros, esto no quiere decir que cerraron el 80% de los que había en el mercado pero si es una situación testigo de como es el panorama.

P.: ¿Esto lo obligó a reformular su producción, hubo algún incremento en sus costos de producción a partir de que ahora hay menos talleres?

M.H.: Es cierto que se cerraron muchas fábricas pero también se achicó mucho el volumen que se produce localmente, entonces las plantas que consiguieron mantenerse en pie tampoco pudieron especular con los valores. Al contrario, creo que terminaron trabajando al precio que sea con tal de tener trabajo.

P.: También la crisis golpeó mucho a las empresas de calzado como la suya, incluso hay casos de marcas muy reconocidas que tuvieron que presentar un preventivo de crisis ante la Justicia. ¿Qué ánimo se respira en el sector?

M.H.: La situación realmente es muy compleja porque muchas son las pymes que están golpeadas. Todos estamos sufriendo esa actualidad más o menos, todo depende de los recursos que tiene cada uno. Muchos incluso no lograron salir a flote y quedaron en el camino. Realmente espero que de acá en adelante haya una reactivación en el consumo, que la gente puede estar en mejores condiciones y así el empresario puede volver a crecer y apostar a la industria nacional.

P.: ¿Cómo se animó a traer una licencia extranjera ante este panorama tan complicado?

M.H.: En realidad hace un año comenzamos en el mercado, pero un año antes habíamos cerrado el acuerdo para desembarcar con estos productos en la Argentina. Así es que el mercado estaba muy golpeado pero no con esta crisis. También entendemos que tenemos ciertas fortalezas como empresa, sabemos de licencia, sabemos hacer esto y apostamos a que nos iba a ir bien, también hicimos un estudio de mercado muy profundo y confiamos en sus resultados que nos mostraban que la marca Avia estaba muy bien posicionada. También, por supuesto, hemos realizando un gran esfuerzo a nivel rentabilidad para poder ingresar a los comercios que hoy estamos.

P.: En el hipotético caso que mañana tuviera una reunión como empresario pyme con el presidente electo Alberto Fernández ¿Qué le pediría para su sector?

M.H.: Lo que primero necesitamos es estabilidad a nivel cambiario, porque la inflación nos ha hecho mucho daño. En segundo lugar serían reglas de juego claras y que se respeten para saber a dónde ir. Muchas veces las inversiones demoran porque uno no sabe para dónde ir. Si tenés un camino claro y marcado, aun si es difícil, uno lo acepta y planea a partir de eso. El empresario continuamente está tomando riesgos pero si a todos ellos le sumas además la incertidumbre reinante por políticas poco claras, es realmente imposible concretar inversiones o negocios.

P.: En este marco, ¿cuáles son sus proyecciones de cara al próximo año?

M.H.: Nosotros estamos tratando de ser cautos en cuanto a los pronósticos, a la par y a pesar de la incertidumbre que reina buscamos estar preparados para una reactivación en el consumo. Apostamos que el mercado va a reaccionar paulatinamente, quizás con una mejora de cara el primer semestre del año que viene, que sería nuestra temporada de invierno, y ya para el segundo semestre con la temporada de verano en marcha, si proyectaríamos un crecimiento mayor y por sobre todas las cosas la estabilidad que hace mucho estamos necesitando. La realidad es que al ser importadores la volatilidad del dólar nos ha dañado mucho y nos ha descapitalizado y esto es porque facturamos en pesos y a la vez financiamos a nuestros clientes.

P.: ¿Tiene temor de que se limiten las importaciones de productos y materias primas y qué tanto complicaría esto a su actividad?

M.H.: Si uno toma como ejemplo la gestión anterior del Gobierno que está por asumir, se puede intuir que haya algún tipo de restricción a la importación de productos importados. Realmente creo que si se toma esa decisión y viene acompañada con medidas para ayudar a las empresas, a fomentar a la industria nacional y por ende mayor trabajo y consumo, bienvenida sea. Nosotros siempre apostamos a la industria nacional, en nuestro caso importamos insumos y no creo que nos afecte mucho.

P.: ¿Qué planes de inversión tienen carpeta en caso de que reactive el consumo?

M.H.: Uno de los proyectos que tenemos con la marca es abrir locales propios, porque no sólo ofrecemos calzado sino que también hay indumentaria y hasta ropa interior y medias. En estos casos no somos los fabricantes sino que a su vez le dimos la licencia a otras empresas pero en los locales se podrían nuclear todos los artículos de Avia. Así es que en una primera instancia el plan sería tener locales propios, con una inversión netamente de nuestra empresa y luego quizás ofrecer franquicias. A la par, estamos en negociaciones para traer otra licencia muy reconocida y quizás logremos concretarlo en el segundo semestre del año que viene. Proyectos tenemos mucho y esperemos realmente que el mercado nos acompañe.

P.: ¿Cómo ve el crecimiento del comercio electrónico? ¿En calzado es una tendencia que crece o quizás al ser una artículo que la gente quiere probarse antes, le cuesta más crecer?

M.H.: Está creciendo y mucho. Nosotros tenemos presencia con toda la línea de productos en Mercado Libre y con la web Dafiti. También tenemos plataformas online que son exclusivas para algunas de nuestras marcas y en Instagram también ofrecemos nuestros artículos. Hoy la venta a través del canal electrónico representa prácticamente un canal más y estimamos que puede seguir creciendo mucho más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario