En juego cerrado, alza a confirmar

Economía

Con las debidas precauciones habrá que tomar el desempeño de las cotizaciones, en un lunes en el que Wall Street estaba fuera del circuito. También, en función de un andar del Bovespa que resultó sumamente discreto -0,2% de aumento- y donde lo conseguido por el índice local quedó brillando en soledad. Una rueda en terreno reducido solamente a las órdenes nativas, que tenía la primera misión de realizar otro chequeo acerca del volumen propio en que se apoya el mercado de Buenos Aires. Lo demás quedaba a gusto y placer de los operadores, sabiéndose que el respaldo a lo que se desplazara el Merval debía ser después confirmado en la semana y con todos en acción.

Finalmente, hubo gusto dulce y placer extendido, porque el indicador partió desde el cierre del viernes en 1.699, tal marca también fue mínima del día, y alcanzó altura de casi 1.723 puntos. Levemente corregida en la clausura, para fijar un nivel de 1.721 y con porcentual sumamente amplio para una fecha con tal característica: 1,3% de aumento ponderado.

• Sin oposición

Un día en que la oferta «no fue» al recinto, dejando correr la música interpretada por una demanda tan humilde como rendidora. Solamente con $ 25 millones de efectivo para acciones, se trató de un logro mayúsculo en precios. Y confirmando que los vendedores generaron desabastecimiento en toda la línea. Aun comprando partidas módicas, se producían variantes alcistas de cotizaciones. Y se desplegó una rueda muy dinámica para recobrar la centena superior y -además- para poner distancias. Esto, a sabiendas de que el terreno ganado tendrá que confirmarse en ruedas más normalizadas, con la aparición habitual de órdenes de ambos flancos. Con poco, hizo mucho.

Dejá tu comentario