En la semana, el petróleo ganó un 0,6% a u$s 48,77

Economía

El precio del petróleo se estancó este viernes en Nueva York en medio de dudas sobre si los acuerdos de reducir la oferta por seis meses desde enero se extenderán por más tiempo.

El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril, ganó un ínfimo 0,1% (3 centavos) para cerrar a 48,78 dólares. A lo largo de la semana, ganó 0,6% y frenó así su caída de la semana anterior que superó 10% en Nueva York.

Los inversores evaluaron en la jornada si los países de la Opep y otros grandes productores como Rusia mantendrán la reducción de la oferta que comenzó en enero y debería terminar en junio.

Arabia Saudíita, miembro dominante de la Opep y artesano de los acuerdos de reducción de la producción, dijo el jueves que "hará todo lo necesario para devolverle al sector una situación saludable".

Sin embargo el analista James Williams advirtió que los saudíes "no están dispuestos a hacer las cosas solos". Arabia Saudita tiene en su mira a Rusia que no ha disminuido la producción de acuerdo a lo previsto, según Williams.

La eventual prolongación de los pactos más allá de junio es crucial por cuanto los esfuerzos hechos desde enero demoran en reflejarse en una merma de los stocks.

Estados Unidos, que no está atado a pactos y cuyos stocks mermaron la semana pasada pero aún siguen siendo elevados, confirmó la reanudación de su producción. La cantidad de pozos activos, un indicador de la producción, aumentó esta semana, según el grupo privado Baker Hughes.

Oro

El oro subió este viernes y anotó su primera alza semanal desde febrero
por la debilidad del dólar tras el mensaje de cautela de la Reserva Federal sobre tasas de interés, lo que hizo que el lingote resultara más barato para los tenedores de otras divisas.

La Fed elevó las tasas de interés el miércoles, como se esperaba, pero mantuvo su pronóstico previo de tres alzas este año, lo que decepcionó a algunos inversores que esperaban pistas sobre un posible cuarto incremento de los tipos en 2017.

El oro al contado subió un 0,3%, a 1.229,60 dólares la onza, con lo que sumó un alza de 2,2% semanal.

Los inversores estuvieron pendientes de la reunión de líderes de Finanzas del G-20 en Alemania este fin de semana, donde cualquier intento por parte del Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por buscar políticas proteccionistas podría alimentar la demanda por oro, visto como refugio.

Las alzas de las tasas de interés en Estados Unidos provocan un incremento de los rendimientos de los bonos del Tesoro, lo que eleva el costo de oportunidad de tener oro y suele impulsar al dólar, en el que cotiza el lingote.

Dejá tu comentario