Energía: ahora pidieron ayuda a Chile

Economía

Aunque el gobierno insiste en que no hay problemas de energía, los hechos terminan desmintiendo esa versión. Un cable procedente de Santiago de Chile reveló ayer que las autoridades argentinas le pidieron energía eléctrica al gobierno trasandino para cubrir el déficit provocado por una avería en la central nuclear de Embalse por la cual el sistema interconectado nacional dejó de generar unos 645 megavatios desde el miércoles pasado a las 11 de la mañana.

De esta forma, no sólo se está exportando a Chile la mitad del gas mínimo comprometido (500.000 metros cúbicos sobre 1 millón) sino que además se necesita contar con energía instalada en territorio argentino pero para dirigir a Chile.

Según el cable, el gobierno de Michelle Bachelet aceptó ayer un pedido de la Argentina de redireccionar temporalmente hacia su territorio la electricidad que genera una central para el norte chileno, ante la inesperada «indisponibilidad» de una planta local.

  • Precisiones

    La Comisión Nacional de Energía (CNE) precisó en un comunicado que las autoridades argentinas le informaron sobre una estrechez en su sistema eléctrico por la salida de la central Embalse y le solicitaron que la central Salta inyecte a ese país energía hasta el domingo.

    La central Salta, de la generadora chilena AES Gener, está ubicada en territorio argentino, pero abastece tanto al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) chileno como al Sistema Argentino de Interconexión (SADI).

    «En vista de esta situación coyuntural y el hecho de que el SING está operando en condiciones de normalidad y sin dificultades previsibles, es que las autoridades chilenas han accedido a la solicitud de la autoridad trasandina, permitiendo la conexión temporal de la mencionada turbina al sistema eléctrico argentino», explicó la CNE de Chile.

    «Este hecho es una muestra más de la coordinación permanente entre los equipos liderados por los ministros de Energíade Chile, Marcelo Tokman, y de Planificación Federal de la Argentina, Julio De Vido, y del apoyo recíproco entre ambos países frente a eventos coyunturales de estrechez energética», agregó.

    Un dato llamativo es que la temperatura en nuestro país se mantiene en niveles bajos pero no hay frío intenso y el pronóstico anuncia mayores marcas térmicas para el fin de semana, lo cual permite prever menor demanda eléctrica y también mayor volumen de gas para las centrales térmicas.

    En ese contexto, se confirma que el gobierno viene apelando sistemáticamente al corte de energía a grandes usuarios, aunque sin formalizarlo para no repetir la experiencia del año pasado, donde tuvo mucho peso político el corte diario a unas 4.700 empresas por 6 a 8 horas diarias durante más de dos meses.

    También queda en evidencia que el sistema eléctrico nacional está operando sin las reservas técnicas previstas para afrontar una eventualidad. Eso aunque se importan diariamente y a toda hora de Brasil hasta 1.200 megavatios, de los cuales ninguno se reorienta a Uruguay. Si hubiera reservas, no hubiera sido necesario hacer el pedido a Chile.
  • Dejá tu comentario