Envuelta en las brumas

Economía

Otro cabeceo bajista que hizo decrecer el piso del día a los 2.249 puntos, un máximo que apenas si superó en un punto el cierre anterior. Y el final, que estuvo más cerca de lo mejor que de lo más bajo, con 2.458 unidades. No resultó trascendente en porcentual la desmejora, aunque adquirió más relevancia: por contraste con mercados del exterior que estaban dando «onda verde» para transitar con positivo la fecha de ayer. Aquí se consignó un retroceder del 0,21% en el Merval mayor, que fue más suavizado en el conjunto de líderes de sede local: con apenas un 0,10% de caída. En cambio, se vio un impulso alcista en el Dow Jones, que arrimó a cerca del 1%, con el Bovespa siguiéndolo de más lejos, pero igualmente favorable: un 0,34 por ciento.
No pueden dejarse al margen de lo que está sucediendo en la semana de Buenos Aires los nuevos focos de inquietudes -y el canje mismo está en danza- provenientes de la esfera del Congreso. Resulta una valla y un ambiente donde predominan las brumas, reflejado esto en la menguada predisposición de la demanda.
Testimonio de ello el volumen negociado, que arañó apenas los $ 40 millones de efectivo. Las diferencias de una rueda bastante pareja, con 36 aumentos por otros 30 papeles decrecientes. Caputo -con un 6,3%- y la acción de Quickfood (mal llamada Paty), sumando un 4,4%. San Miguel encabezó las bajas, con un 3,7%, mientras la acción clave de Tenaris solamente mejoró en volumen -143.000 papeles-, pero retrocediendo en cotizaciones con el 0,9%. Hay una tendencia en la semana a la escasa visibilidad en el contexto y es factible que la bruma no levante en lo inmediato.
La Bolsa, espera.

Dejá tu comentario