16 de noviembre 2006 - 00:00

Falleció el Nobel de Economía Milton Friedman

El Premio Nobel de Economía de 1976, el estadounidense Milton Friedman, falleció hoy en San Francisco, según informó el centro de investigación liberal Cato Institute.

Friedam defendió reiteradamente la libertad de empresas frente a la regulación del gobierno y abogó por una política monetaria que buscara un crecimiento estable en la oferta de dinero.

Estudiante en las universidades de Rutgers y Chicago, se doctoró en Columbia en 1946. Se reunió con su antiguo profesor Frank H. Knight en la Universidad de Chicago, a cuyo cuerpo docente se incorporó en 1947. Firme partidario de un enfoque monetarista de la economía centrado en el estudio de la masa monetaria y los tipos de interés, Friedman destacó por sus ataques contra el keynesianismo y otras formas de análisis centradas en la demanda, defensores de la intervención estatal en la actividad económica.

Autor de numerosísimos libros, ensayos y artículos científicos, entre los que destaca la monumental Historia monetaria de Estados Unidos, 1867-1960, las ideas de Friedman y, en general, de la Escuela de Chicago de pensamiento económico, ejercieron gran influencia en las políticas gubernamentales de la década de 1980 y son el fundamento teórico del denominado neoliberalismo.

Una de las más grandes contribuciones de Friedman fue rechazar la creencia de muchos economistas en una relación inversa entre la tasa de inflación y las tasas de desempleo, mostrando que esta relación sólo se registra en el corto plazo, debido a que las expectativas inflacionarias se ajustan rápidamente. Esta contribución dio pie al desarrollo de la muy influyente escuela de expectativas racionales.

Su teoría del consumo en base al ingreso permanente ha tenido una gran influencia en los análisis macroeconómicos y de impactos de políticas económicas, en la formulación de modelos econométricos y en los pronósticos del consumo.

Friedman mostró que la variable determinante para el consumo no es el ingreso corriente, exceptuando los consumos transitorios, sino el ingreso permanente (esperado en el largo plazo).

Dejá tu comentario

Te puede interesar