Economía

Flexibilizan cepo: se podrá comprar dólares y baja al 20% anticipo de Ganancias

Luego de acelerar la devaluación del peso en los últimos dos días, el Gobierno nacional decidió flexibilizar el cepo cambiario. Desde el lunes autorizará la compra de dólares para la tenencia de personas físicas y también disminuirá el anticipo del impuesto a las Ganancias del 35% al 20%.

Así lo anunciaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, en una breve conferencia de prensa en la Casa de Gobierno. "Hemos decidido autorizar la compra de dólares para la tenencia de personas físicas de acuerdo al flujo de ingresos declarados", sostuvo Capitanich. Además, indicó que "paralelamente se ha decidido disminuir el adelanto del impuesto a las Ganancias de 35% a 20% para el comprador".

Aunque aún restan detalles sobre la implementación de la medida, del anuncio realizado por Capitanich surge que quienes quieran comprar dólares deberán justificar el origen del dinero, posiblemente mediante el mecanismo de verificación on line de la AFIP que estaba en vigencia para adquirir divisas para viajar al exterior. Además, el monto de dólares a adquirir tendrá un límite que estará vinculado al nivel de ingresos del comprador.

Esta morigeración del cepo cambiario retrotrae la situación a la que existía antes de junio de 2012, cuando se impuso la prohibición de comprar dólares para atesorar. De todas formas, el levantamiento de la restricción anunciada hoy rige solamente para las personas físicas, ya que sigue el cepo para las empresas, las que seguirán sin poder adquirir dólares para tenencia o giro de divisas.

El Gobierno venía administrando una pequeña devaluación del peso desde comienzos de 2013, pero entre miércoles y jueves, el dólar aumentó un 16,2%, lo que llevó el tipo de cambio a $ 8,01, en una city que estuvo desconcertada por el cambio en la política cambiaria del Banco Central, que no intervino en el mercado mayorista para dejar librado el precio a la oferta y demanda.

Si bien no mencionó la escalada del tipo de cambio de los últimos dos días, el jefe de Gabinete dijo que, en el marco de la política cambiaria de flotación administrada, el Gobierno entiende que "el precio de la divisa ha alcanzado un nivel de convergencia aceptable para los objetivos de la política económica". De lo que se desprende que la Casa Rosada se siente cómoda con un tipo de cambio en torno a los $ 8.

Por su parte, el ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que "los que mismos que dijeron durante diez años que el dólar valía un peso, ahora nos quieren convencer de que vale 13". Fue la primera vez que Kicillof acompañó a Capitanich en sus habituales conferencias de prensa, salvo que esta vez no se permitieron preguntas y todo quedó en una comunicación de alrededor de dos minutos sobre la apertura del cepo.

El Gobierno había impuesto a fines del 2011 un duro control de cambios para frenar la sangría de dólares que venía sufriendo, por lo que instrumentó la prohibición de la compra de dólares para atesoramiento. Además, en agosto de 2012, la AFIP estableció un recargo del 15% sobre el monto total de consumos en el exterior con tarjeta de débito y crédito como adelanto de Ganancias y Bienes Personales. Luego, ese recargo se elevó al 20% en marzo de 2013 y al 35% en diciembre del año pasado.

Sin embargo, las restricciones no evitaron que las reservas del Banco Central se desplomaran más de un 30 por ciento desde inicios del 2013. El control de cambios disparó también una fuerte caída del peso en el mercado paralelo, donde el blue registró una escalada que ayer lo dejó en $ 13,10.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario