Calvo: "Estamos en el pozo, la cuestión es no irnos más abajo"

Economía

El economista criticó el impuesto del 30% al dólar y consideró muy poco probable que la inflación llegue a un dígito en el corto plazo.

“La Argentina es un enfermo terminal, que necesita que lo cuiden”. Con esa metáfora, Guillermo Calvo se refirió a la situación económica del país. En ese contexto, sostuvo que ve improbable la llegada de inversores extranjeros, cuestionó el impuesto al “dólar turista” y consideró difícil que la inflación llegue a un dígito en el corto plazo. También se refirió a la relación con el FMI y la importancia de una rápida renegociación.

El economista, profesor de la Universidad de Columbia y quien anticipó el “efecto tequila”, disertó en la Conferencia Internacional de Economía (CIEF). Consultado por Ámbito Financiero, se refirió al gravamen para la compra en dólares: “Creo que se dijo que el impuesto del 30% iba a hacer que la gente se pasara a pesos. Creo que lo que va a hacer es que la gente se pase a billete dólar. Es un abuso, no le veo la lógica, nadie va a querer dejar el dólar y querer más el peso”. En la misma línea, no descartó que el salto del blue pueda trasladarse a la inflación en el futuro próximo: “Aunque veo peligro de que se traslade a la inflación, de todas maneras sería de una vez y para siempre: sería un aumento del 30% y punto. Aunque para ciertas transacciones, el dólar no va a subir”.

Para Calvo, este tipo de medidas ahuyenta la llegada de inversores extranjeros. “Olvídense de eso”, respondió, tajante, aunque agregó: “No es una crítica al Gobierno, es donde estamos ahora. Estamos en el pozo. Acá la cuestión es no irnos más para abajo. Con que se tranquilice la cosa, con que la calle se tranquilice, creo que damos un paso positivo. De crecimiento, por ahora, ni hablemos...”.

Al referirse al ministro de Economía Martín Guzmán, Calvo dijo que es un profesional “bien formado” y respaldó su política de no emitir: “Eso es un progreso”. De todas formas, cuestionó algunas de las declaraciones que realizó en materia impositiva: “Dijo: ‘le vamos a cobrar más a los bancos porque ellos ya ganaron’. Eso es horrible, porque quiere decir que si alguien encuentra un lindo negocio, se mete y le va bien, entonces viene el Gobierno y le dice: ‘vos ganaste mucho’. Es terrible hacer una cosa así: si ganaste mucho te pongo un impuesto. No sé si es en serio o es una frase hecha ‘pour la galeri’. Entonces, ¿quién va a querer invertir? Si invertís, es para ganar...”.

El economista también cuestionó la declaración de Miguel Pesce, presidente del Banco Central, quien vaticinó en una entrevista que “se puede pensar en una inflación de un dígito para fines de 2021”. “Que lo llame a Macri, que le va a explicar...”, bromeó Calvo, y señaló: “Mejor no hablar. Creí que iba a decir que no iba a subir 100%. Esa la creo un poco más que bajarla a un dígito. Se puede ir todo al diablo, que tengan cuidado y no empiecen a decir cosas así. Esto llega a Wall Street y todo el mundo se empieza a reír. Además, hay que ver nuestra historia reciente, como cuando asumió Sturzenegger (dijo que iba a ser de un dígito en 2019)”. En ese sentido, Calvo reconoció que “no hay un camino” para bajar la inflación, “el Gobierno tiene que tratar de mantenerlo tranquilo” y sin “sorprender” a los mercados.

Uno de los tópicos que mencionó durante su exposición es que la Argentina ahorra apenas “el 14% del PBI y que por lo menos necesita ahorrar un 20% para crecer”. “Necesitamos un 6%, ¿pero quién nos va a prestar? Si nadie nos presta, no vamos a crecer...”, remarcó Calvo, quien también hizo referencia al FMI, a quien definió como “un prestamista de última instancia medio raro”: “Precisamente presta cuando al país le va mal. Acá dijeron que no prestaban más porque no estaban seguros de si la Argentina iba a seguir pagando...”.

En ese sentido, el economista reconoció la importancia de llegar a un nuevo acuerdo con la entidad en el corto plazo: “Lo que queremos es atraer capital y para eso, si no se arregla con el Fondo, es muy difícil. Está esa nube negra, que la gente cuando va a invertir no sólo piensa en el proyecto, sino en qué van a hacer estos tipos cuando le tengan que pagar al Fondo. Va a ser muy difícil en un corto plazo, porque hay que arreglar con el Fondo y los privados. Sería milagroso que en tres meses se pueda hacer...”.

En una entrevista brindada en junio, Calvo había dicho que -en caso de ser Gobierno- “Cristina iba a ajustar con apoyo popular, culpando a Macri”. Consultado ayer sobre esa frase, dio su explicación al respecto: “Si ganaba Mauricio Macri, la oposición no le iba a dar espacio para hacer las reformas; la situación iba a ser muy peleada, y viniendo de una gran depresión, no iba tener la autoridad para manejar la economía”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario