Guzmán: "Argentina no puede pagarle al FMI en las condiciones establecidas"

Economía

El ministro de Economía, brindó precisiones sobre el acuerdo con los bonistas y habló sobre las negociaciones con el FMI.

El ministro de Economía Martín Guzmán aclaró que "Argentina no tiene las condiciones para pagarle al FMI en las condiciones establecidas" adelantándose a cómo serán las negociaciones con el organismo de crédito internacional. En una conferencia de prensa en donde brindó detalles del acuerdo con los acreedores recordó que el préstamo Stand By está caído y que buscarán con el Fondo un programa distinto al anterior.

El ministro aseguró entonces, que el programa stand by que el Fondo Monetario Internacional firmó con el gobierno argentino en 2018 "ha sido cancelado" y que "el siguiente paso es avanzar en un programa distinto que refleje aquello que la Argentina necesita".

Además, sostuvo que la Argentina tiene prevista para los próximos dos años una carga de deuda con el Fondo Monetario Internacional que "no puede hacer frente", por lo que ratificó que "es necesario tener un programa" con el organismo para resolver los compromisos por US$ 45.000 millones

"El programa con el FMI es necesario porque Argentina no tiene la capacidad de pagarle al FMI en los términos establecidos", aseveró y enfatizó también que ese entendimiento "será bien distinto" y con "premisas más sensatas sobre el funcionamiento de una economía" respecto al firmado en el gobierno de Mauricio Macri.

En su presentación, Guzmán, destacó que "se han dado pasos muy importantes en estos meses para tranquilizar a la economía argentina". "Hoy en día tenemos claramente definido qué queremos. Hemos abordado de una forma rápida y decidida las consecuencias de la pandemia", resaltó.

De ese modo, consideró: "La pandemia fue un golpe muy fuerte. Nos estamos ocupando de administrar esa situación de emergencia". "El acuerdo es positivo para todas las partes", enfatizó el funcionario nacional .

También precisó que el acuerdo con los acreedores externos implica para la Argentina una carga menor de deuda por u$s 42.500 millones durante los primeros cinco años y aseguró que la negociación permitió reducir los intereses de un monto estimado en 7 dólares promedio a 3 dólares por cada 100 dólares en poder de los bonistas, junto con una reducción del capital del 1,9%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario