Señal a los mercados: no descartan ayuda extra del FMI a la Argentina

Economía

En el marco de una renegociación del pago de la deuda contraída durante el macrismo, el Gobierno y el organismo analizan la viabilidad de realizar un nuevo desembolso al país de hasta u$s5.000 millones.

La Argentina podría solicitar una partida adicional de dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de las negociaciones que lleva adelante el país con el organismo para renegociar un acuerdo de 2018, según reveló este martes Sergio Chodos, representante del país ante el FMI.

Desde Washington, Chodos dijo que el Gobierno podría acordar recibir dinero fresco aunque descartó que sea por un monto "exorbitante". "Es cierto que podría haber necesidades un poco por arriba, que podrían llegar a ocurrir. Pero no me imagino una cosa que sea muy exorbitante respecto del de antes. La intención es ir saliendo, no volver a entrar", advirtió a radio La Red.

La Argentina y el FMI se encuentran renegociando un crédito que otorgó el organismo en 2018 por el que el país ya recibió unos u$s44.000 millones, durante la gestión de Mauricio Macri. El nuevo acuerdo "es absolutamente necesario" que esté antes de julio del año que viene, explicó Chodos.

Según reveló la agencia internacional Reuters en el mercado se especulaba con que el país podría recibir un monto de entre u$s3.000 y u$s5.000 millones por parte del organismo para regenerar la confianza de los ahorristas. Ámbito anticipó an marzo pasado que Alberto Fernández tenía previsto pedirá al FMI que habilite la línea de financiamiento denominada Derechos Especiales de Giro (DEG), destinada exclusivamente para cubrir necesidades ante catástrofes naturales o emergencias sanitarias como la que, obviamente, generó el estallido del coronavirus.

El Presidente tomará así una línea de crédito del FMI que se ubicaría entre los u$s3.000 y u$s3.500 millones, los que se destinarían casi exclusivamente a poder tomar futuras decisiones económicas de sostenimiento de la economía real; como el apoyo a la obra pública y la asistencia a las provincias. En consecuencia, no será dinero para pagar vencimientos de deuda; los que continuarán dependiendo de la decisión del Jefe de Estado y las órdenes que les dé al presidente del BCRA, Miguel Pesce, de utilizar o no las reservas.

Para Joaquín Candia, analista de Rava Bursátil, la llegada de nuevos fondos "podría generar algo de confianza en el mercado, dado que se encuentra esperando señales de un programa económico y preferentemente ortodoxo para poder hacerle frente a la fuerte crisis que se encuentra atravesando el país".

Días atrás, Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo multilateral, fue consultado por Ámbito sobre si es posible que el Fondo otorgue una línea de asistencia urgente en virtud de la crisis del Covid-19 y las tensiones por las que atraviesa el mercado de cambios. “No comentaría en este momento ya que será momento (de definir el tipo de préstamo) cuando se avance en el trabajo entre nuestros equipos y las autoridades argentinas”, respondió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario