El petróleo se desplomó 10,3%

Economía

Los precios del petróleo cayeron más de 10% en Nueva York y Londres, en un mercado pesimista sobre la evolución de la demanda, cuando la situación económica mundial continúa degradándose.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del "light sweet crude" negociado en EEUU) para entrega en abril perdió 4,61 dólares (-10,3%) a 40,15 dólares, en relación al cierre del viernes.

En Londres, en el InterContinental Exchange, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento perdió 4,14 dólares a 42,21 dólares.

El barril de crudo texano borró la recuperación registrada la semana pasada, evolucionando brevemente bajo los 40 dólares durante la sesión.

"La situación financiera, la debilidad de la industria y del mercado laboral, la recesión, ponen a los precios bajo presión", estimó James Williams, de WTRG Economy.

Los temores del mercado se concentraban en el sector financiero, que continúa convulsionado. El asegurador estadounidense AIG debió ser asistido nuevamente por las autoridades para enfrentar sus pérdidas, que rozaron los 100.000 millones de dólares en 2008. El banco británico HSBC, considerado sólido, deberá por su parte lanzar una captación masiva de capital.

Los indicadores económicos mostraron por otra parte un descenso de la actividad industrial en Estados Unidos, primer consumidor mundial de crudo, y en Corea del Sur.

"Se mantienen los temores sobre la evolución de la demanda en el mundo", resumió Bart Melek, de BMO Capital Markets.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la Agencia Internacional de Energía (AIE) y el departamento de Energía estadounidense prevén ahora para 2009 un descenso del consumo mundial de crudo, se en 2008 se contrajo por primera vez en 25 años.

Vista la amplitud del fenómeno, "es poco probable que la OPEP logre restablecer el equilibrio en el mercado", consideró Melek.

El cartel redujo a fines de 2008 en 4,2 millones de barriles diarios su producción y sus miembros están divididos sobre la oportunidad de una nueva reducción de la oferta en la reunión que celebrarán el 15 de marzo en Viena.

Dejá tu comentario