10 de noviembre 2008 - 00:00

Frigoríficos hablan de 1.763 suspensiones

Carlos Cheppi
Carlos Cheppi
«La Presidenta está equivocada, en mi gremio hay 1.763 trabajadores afectados por la crisis», aseguró Silvio Etchehún, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Carne del Gran Buenos Aires (SICGBA). Rechazó así los datos oficiales sobre una supuesta caída del desempleo y sostuvo que 12% de los empleados de su sector sufre a causa del parate de las plantas, suspensiones y despidos. Si la situación se confirma, también en este caso el gobierno aplicará los programas preventivos de crisis.

Según adelantó el dirigente, se convocará a un foro de crisis esta semana, del que participarán representantes de CARBAP, gremios, frigoríficos y cámaras empresarias, además de legisladores. De no haber respuestas del gobierno, amenaza con una movilización a la próxima reunión del Foro Rojo (se realizan periódicamente en la Secretaría de Agricultura de Carlos Cheppi, y las preside el titular de la ONCCA, Ricardo Echegaray) «para llevar la posición de todos los trabajadores y de los pequeños y medianos productores», afirmó en declaraciones a radio «El Mundo».

Etchehún advirtió además que debido a la crisis internacional muchos contratos de exportación se frenaron «y otros que estaban en tránsito han sido devueltos; incluso hay contenedores en Europa que están parados» a la espera de conseguir mejores precios. «Un mes atrás la tonelada de Cuota Hilton costaba en u$s 18 mil, pero hoy nadie quiere pagar más de u$s 10 mil», resaltó.

En la última reunión del SICGBA con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, se reclamó que se frenen de inmediato todas las suspensiones y despidos, que se declare el estado de emergencia a la cadena cárnica y que se elimine la exigencia del encaje para exportación. También se pidió un subsidio mensual para los trabajadores afectados de $ 1.200 por tres meses, la liberación de los envíos de vaca de conserva para todos los destinos, y la Ley Federal de Carnes.

Acerca del subsidio, Etchehún afirmó que estaría aprobado el pago para 354 trabajadores, que -estimó- «estará entre los $ 600 que nos daban antes y los $ 1.000 que nos dieron cuando fue el primer cierre de las exportaciones».

De acuerdo con un relevamientorealizado por el gremio sobre 80 plantas que involucran a 14.616 trabajadores, se determinó que hay 1.763 trabajadores afectados. El sondeo arrojó que 9,21% sufre las consecuencias del parate en las plantas, mientras que se verificaron 347 despidos y 70 casos de retiro voluntario.

  • Sueldos atrasados

    En cuanto a las empresas, 75% está trabajando con esquemas de garantía horaria; 60% se está atrasando en el depósito de aportes; 43,7% adelanta vacaciones; mientras que las suspensiones y el atraso en el pago de sueldos representan 18,7 y 16,25% del total.

    Etchehún advirtió además que desde julio pasado empezó a observarse una importante caída en el consumo interno de carne, que pasó de 80 kilos per cápita el año pasado a 66 kilos. Asimismo, expresó preocupación por la situación de los frigoríficos consumeros «que se manejan estrictamente como empresas de servicios a través del recupero del cuero y subproductos, donde también hubo una baja de 50%: en un mes el precio bajó de $ 4,60 a $ 2,10», afirmó.

    El sindicalista estimó que la situación de crisis seguirá profundizándose y consideró « equivocada» la apreciación de la presidente Cristina de Kirchner acerca de que el desempleo cayó a 7,8% en el tercer trimestre del año. «Está equivocada, esto recién empieza. En mi gremio más de 150 compañeros de Curuzú-Cuatiá están sin trabajo en estos momentos; en el sector del cuero en Santa Fe hay mil despedidos y en Brandsen, 400. Y hay más casos», aseguró.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar