Fuerte suba en bonos y Bolsa (ayudó EE.UU.)

Economía

Ayer era un día clave para la Argentina: había pagado al Fondo Monetario y sus reservas bajaron a u$s 18.575 millones. El examen fue aprobado con holgura: subieron 1,5% los bonos y la Bolsa, casi 3%. El dólar cerró a $ 3,06 en las casas de cambio porque el Central compró u$s 51 millones y, para hoy, los inversores son optimistas.En realidad, el gobierno tuvo suerte, porque en los Estados Unidos se conocieron las actas de la reunión de la Reserva Federal del 13 de diciembre, donde se confirma que la política de alza de tasas está llegando a su fin. Esto trajo euforia a todos los mercados del mundo. La Bolsa en Brasil, por ejemplo, subió 3,08% y llegó a su máximo histórico.

«Que el día en que las reservas bajaron a 18.575 millones de dólares no pase nada ya era una buena noticia. Imagínese si, además, suben fuerte los bonos y la Bolsa.» Las palabras del operador describían el buen comienzo del año. En la primera jornada de 2006 que se operó a pleno, los títulos públicos subieron hasta 1,5% y la Bolsa, 2,97 por ciento.

La suerte sigue acompañando a la gestión de gobierno. El día en que se transfirió el dinero al FMI, cuando la plaza cambiaria se vuelve más vulnerable, la tasa de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años bajó a 4,37 por ciento, lo que atrae dólares a estas costas.

La euforia en Wall Street nació cuando se conocieron las actas de la Reserva Federal de la reunión del 13 de diciembre pasado, donde se reafirma que la suba de tasas está llegando al final (ver nota en esta página). Al bajar la renta de los bonos norteamericanos, los inversores extranjeros deciden operar más en países emergentes para mejorar las ganancias en sus carteras.

En Brasil, el dinero que llegó del exterior llevó a la Bolsa a su máximo histórico al subir 3,08% y provocó una caída del dólar de 0,38% a 2,33 reales,
pese a las fuertes compras del Banco Central para subirlo.

En la Argentina, la Bolsa aumentó 2,97%; y el dólar, $ 3,06 para la venta en las casas de cambio, porque el Banco Central compró u$s 51 millones para comenzar a recomponer las reservas.

El mercado conoce esta necesidad de la entidad, que
le ha quitado manejo a la autoridad monetaria. Es casi una rutina que los exportadores esperan que la divisa toque $ 3,06 o 3,07 para liquidar. Al ingresar los dólares, el precio baja a $ 3,04 o $ 3,05; allí interrumpen el ingreso porque saben que el Central debe seguir comprando y hace subir el dólar.

Es un ciclo que se repite desde hace tres semanas con fuertes ganancias para los exportadores.


Ajeno a esto, el índice Merval de once firmas líderes subió 2,97%, a 1.602 puntos. Se negociaron 84,9 millones de pesos, que si bien no es un gran volumen, es más alto de lo que se venía haciendo en los últimos tiempos. El Merval subió 4,5% en las últimas cuatro ruedas.

• Beneficiarios

Los bonos fueron los más grandes beneficiarios de la baja de tasas en los EE. UU. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se negociaron 1.043 millones de pesos, a los que hay que sumarles $ 751 millones de títulos públicos que se hicieron en la Bolsa de Comercio.

El Discount en pesos, el bono poscanje de mayor mercado, subió 1,33% y su precio de $ 119,65 es más alto que el que tenía hace tres ruedas, cuando la lámina incluía el cupón de intereses que se pagó el último día de 2005. En otras palabras, los inversores de este título están «dulces»: cobraron dividendos, y su bono vale más que antes.

El cupón PBI en pesos que cotiza aparte de los títulos subió 0,50 por ciento a 4,90 pesos. El «warrant» es un derivadomuy volátil y tiene entradas y salidas rápidas en el día. Es el ingrediente que le faltaba a este menú de bonos que abarca todos los plazos y todos los riesgos.

Quien quiere poco riesgo tiene los bonos cortos, como el BODEN 2008 en pesos, que ayer subió 0,20%. Los que buscan volatilidad van a los Discount o los Par en pesos, que dan rentas de hasta 17% en dólares, las más altas del mundo.

• Al tope

«En Brasil hay títulos como los 2020 que valen 156 dólares, y los inversores los compraron hace poco más de un año a 54. Ya las rentas están al tope, por lo que hay que pensar que en algún momento una pequeña parte del dinero de Brasil vendrá a bonos argentinos. Si uno mira el mapa de los bonos, no hay en el mundo rendimientos y ganancias como las que dan los argentinos», decía Rafael Ber, de Argentine Research.

Los bonos posdefault en pesos ayer se anotaron con subas de hasta 1,10%, como ocurrió con el BOCON PRO12.

También subieron los bonos posdefault en dólares. Los BODEN 2012 y 2013 mejoraron alrededor de 0,80%.

El dólar tuvo su mejor momento entre las 12.30 y las 14.00 (el mercado cierra a las 15.00). Allí, en la plaza mayorista, subió hasta $ 3,041, pero al cierre bajó a $ 3,035. En las casas de cambio subió un centavo, a $ 3,06.

El Banco Central ayudó a esta suba con la compra de u$s 51 millones de, que es poco menos de la mitad de lo que se negoció en el mercado mayorista.
Hoy deberá intervenir con fuerza porque después del cierre las órdenes de venta duplicaban a las de compra. En el «offer» había u$s 30 millones contra u$s 17 millones del «bit». Los precios son de $ 3,034 para la compra y de $ 3,039 para la venta.

En el Rofex, mercado de futuros de Rosario, se negociaron contratos por poco más de u$s 38 millones, un volumen muy bajo. Casi todos los fines de mes subieron, en particular enero y abril. Fin de mes vale $ 3,059 (+0,23%).

Al cierre, los operadores estaban optimistas, porque el primer día del mercado con un Banco Central con 33% menos de reservas no preocupó a los inversores.
«Este nivel de reservas es bueno si el mercado cree que son suficientes y hasta ahora no se vio inquieto a ninguno de los que operan, que es la opinión que vale», reflexionó un operador que recuperó el humor que le llevó el pago al FMI.

Dejá tu comentario