Gobierno quiere recuperar u$s 1.700 M en retenciones

Economía

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) notificó ayer a la AFIP sobre las empresas exportadoras que no acreditaron la tenencia de granos y subproductos registrados en declaraciones juradas de exportación. Se trata de una situación irregular -pero no ilegal-que permitió a una decena de firmas realizar ventas al exterior eludiendo aumentos de retenciones a razón de u$s 1.700 millones.

El gobierno aspira ahora a cobrar estos fondos en forma retroactiva a un grupo de empresas que incluye a Adeco Agropecuaria, Cargill, Los Grobo, Molinos Cañuelas, Nidera, Bunge y Aceitera General Deheza.

Por medio de la Resolución 1.898/08 publicada ayer en el Boletín Oficial, la oficina que dirige Ricardo Echegaray completó la información que requiere la AFIP para poder hacer regir la Ley 26.351 ( conocida como Martínez Raymonda), la cual fue aprobada en diciembre pasado y exige demostrar la propiedad de los granos y subproductos para poder inscribirlos como exportaciones.

La ONCCA analizó unos 30,7 millones de toneladas de commodities agrícolas declaradas para la exportación entre setiembre de 2007 y el 12 de marzo pasado. La información surgida indica que casi 24 millones de toneladas fueron anotadas pese a no estar acreditada la tenencia o adquisición de la mercadería.

  • Diferencia

    La diferencia entre las retenciones pagadas y las que deberían haber abonado los exportadores llegaría a los u$s 1.700 millones. Aun así, la AFIP y la Aduana deberán corroborar cuál es el monto exacto.

    En concreto, lo que está disponiendo el gobierno nacional es la aplicación de derechos de exportación de manera retroactiva. En todos los casos en los que el exportador no pueda comprobar la tenencia de la mercadería en el momento de realizar la declaración jurada, el Estado le cobrará la diferencia entre las retenciones pagadas y las correspondientes al día de oficializada la venta.

    En junio pasado, por medio de la Resolución 1.487/08, la ONCCA había informado sobre las declaraciones no acreditadas de granos (unos 6,2 millones de toneladas), en tanto que ayer completó la información incluyendo los casos de ventas de aceites, harinas y pellets. Estos últimos tres ítems abarcan un total de 17.780.772 toneladas registradas sin acreditación, contra 4.289.320 en regla.

    De parte del sector privado surgió ayer información sobre una supuesta paralización del mercado. Aun así, lo que se aguarda ahora es que las empresas chequeen la información difundida por la ONCCA-y determinen en qué casosacuerdan y en cuáles abordan la vía judicial.

    El 7 de noviembre pasado el gobierno de Néstor Kirchner definió una suba de las alícuotas de retenciones a la exportación de los commodities agrícolas. En ese entonces, la soja pasó de 27,5% a 35%, el trigo de 20% a 28%, el maíz de 20% a 25% y el girasol de 23,5% a 32%. Ante los rumores de este aumento, muchas empresas exportadoras realizaron masivas inscripciones de ventas al exterior bajo el régimen anterior al incremento. Una situación similar se vivió en la previa al 11 de marzo, cuando fue anunciado el sistema de retenciones móviles, que implicó subas de más de 10% para la alícuota pagada por la soja.
  • Dejá tu comentario