Granos: complicaciones por medida gremial

Economía

El tema de la semana se centró en los conflictos sindicales que pararon las exportaciones, y también la cosecha, con pérdidas en el ingreso de divisas que se estiman en más de u$s1.000 millones este mes.

…que, el prolongado conflicto sindical que tiene inmovilizados más de 20 puertos, ya tuvo un impacto grave en las arcas de la Nación, al impedir el ingreso en diciembre de, al menos, u$s1.000 millones por liquidación de exportaciones del complejo granario, que el mes pasado habían superado los u$s1.700 millones. Las pérdidas, además, son incalculables pues al costo de las demoras de los 160 barcos en espera para cargar (más de u$s800 millones), se agregan el lucro cesante de 1,5 millón de viajes retrasados (de 4,5 millones de toneladas (t) de mercadería ya nominada de camiones varados sin poder descargar; el de la cosecha parada por la falta de camiones; los del déficit de algunos insumos importados que tampoco se descargan e, incluso, el de desabastecimiento que comienza a sentirse en algunos rubros como alimentos balanceados, aceites, etc. La situación ya generó el reclamo tanto de la Mesa de Enlace (Rural, Federación Agraria, Coninagro y CRA), como de las 4 cadenas granarias, y otras organizaciones afectadas por las demoras en plena cosecha de trigo y cebada, y con riesgos climáticos de acentuar las pérdidas que ya provocó la sequía.

…que, a pesar de que en 15 años los ovinos generaron más de u$s800 millones “genuinos” (ya descontado el aporte de u$s172 millones del Fondo de la Ley Ovina en ese lapso), y que la Argentina logró revertir la curva descendente de los principales productores con un crecimiento de la majada de 18% versus una caída de 40% en Uruguay y de 30% en Australia, según explicó el santacruceño Marcos Williams encargado de coordinar las acciones para la renovación de la Ley Ovina, igual la actividad se ubica muy atrás de todas las otras carnes que lograron un despegue importante de la mano de las exportaciones, tanto en vacunos, como aves, porcinos, y hasta en la pesca. Y tanto es así, que a pesar de contar la Argentina con una atractiva Cuota Hilton Ovina, “nunca” llegó a cumplirla. Ahora, la eventual renovación del fondo de la ley (que quedó totalmente desfasado del monto original por las sucesivas licuaciones) dio origen a 5 proyectos nuevos en Diputados, y otros 2 en Senadores, que debieran dan continuidad, e impulso, a la actividad. El punto es que, además, de la “ocupación” geográfica que permiten los ovinos en casi todo el territorio, el doble y triple propósito que permiten con lana, carne, y hasta leche, lo hacen particularmente atractivo tanto para los modelos de producción intensiva, como paran los esquemas de agricultura familiar. Así, durante la última reunión de la MON (Mesa Ovina Nacional) se pudo saber, por ejemplo, que se logró pasar a los ovinos a las “economías regionales”.

…que, en todos los escritorios se hacen cuentas aceleradas sobre el costo final que tendrán los conflictos sindicales, pues al de los puertos, se agrega el que enfrenta a un par de sindicatos por la nómina de trabajadores y que afecta a algunas Cámaras Arbitrales como la de Bahía Blanca, y como si fuera poco, la “caída” de la web de la AFIP durante casi un día (lo que impidió sacar permisos, cartas de porte, etc.) y que en general está muy lenta, siguen incrementando los gastos operativos que tuvieron, además, un adicional en la nueva suba de combustibles, insumo estratégico para la producción y el transporte agropecuario. No fue lo único de la semana que arrancó con el llamativo dato del casi millón de toneladas de soja que importó el año pasado Brasil, a pesar de su última cosecha de más de 120 millones de toneladas. La causa son las extraordinarias compras de parte de China, que obligan al país vecino a “completar” sus volúmenes con importaciones, situación que se prevé se repetirá también en 2021, a pesar del récord de cosecha de la oleaginosa que esperan de más de 123 millones de toneladas. Pero lo que pasó casi desapercibido fue una infrecuente gacetilla de la embajada argentina en Beijing, dando cuenta que Sabino Vaca Navaja (en la práctica, número dos de la embajada), se reunió con la empresa china encargada de la producción agropecuaria, para “analizar los distintos proyectos de producción porcina”, además de “ alternativas de pre-financiamiento de exportaciones para aquellos grandes productores que no evalúen asociarse con capitales chinos y joint-ventures con capitales chinos para aquellos productores que así lo requieran”. Aclaran, además, que no se descarta a los “pequeños productores”, y que se trata de la instalación de “granjas inteligentes” (unas 10.000 madres) y no “megafactorías como las de EE.UU. (unas 100.000 madres).

Dejá tu comentario