Hasta narcos se pasan al euro por caída del dólar

Economía

Nueva York (Bloomberg) - Debido a la caída de 45% del dólar contra el euro en los últimos seis años y su baja de 37% sobre una base ponderada comercial, hay creciente preocupación de que se podría estar llegando al fin del reinado de seis décadas del billete verde como la moneda más importante del mundo.

La evidencia anecdótica también sugiere una tendencia. En noviembre, el Taj Mahal de la India dijo que ya no aceptaría dólares y sólo vendería sus entradas en rupias. Y en la actualidad hasta los narcotraficantes internacionales prefieren los euros a los dólares.

El estatus del dólar está amenazado, especialmente como medio de acumulación de riqueza, tanto por parte de los gobiernos como de inversores privados. Además, las empresas lo están usando menos como moneda para facturar y realizar transacciones comerciales internacionales.

  • Facilidades

    ¿Para qué preocuparse? El estatus de moneda de reserva le permite al gobierno de Estados Unidos tomar prestado en su propia moneda, le facilita a Estados Unidos tener grandes déficits comerciales y ayuda al gobierno y a las empresas estadounidenses a financiarse a bajas tasas de interés. Les simplifica a las empresas estadounidenses la posibilidad de hacer negocios y aumentar la demanda internacional.

    Más aún, como moneda de elección, el dólar está bendecido por el impuesto a la moneda soberana, el préstamo libre de intereses que Estados Unidos recibe de los cientos de miles de millones de dólares que tiene en el exterior y son acumulados como seguro contra las adversidades.

    Aunque la composición oficial de tenencias en moneda extranjera del banco central recibe la mayor atención cuando la gente habla de reservas, es el comercio del sector privado en bienes y servicios el que juega un papel dominante en determinar el estatus internacional de una moneda.

  • Importancia

    «El dólar es la moneda de reserva más importante del mundo pero ya no es la única, ni siquiera la opción abrumadoramente dominante como divisa de reserva», dice Paul Donovan, economista de UBS afincado en London.

    Cuando se desmoronó el sistema de Bretton Woods en 1971, casi todas las exportaciones japonesas cotizaban en dólares. Ahora lo hacen menos de la mitad. Alrededor de 40 por ciento de las exportaciones totales de Japón son facturadas en yenes, frente a 34 por ciento en 2001.

    Es difícil de encontrar la información sobre los patrones de facturación de los países. No obstante,la baja en dólares que están fuera de Estados Unidos desde 1,83 por ciento del comercio mundial en 2002 hasta 1,22 por ciento en 2006 refleja que se está reduciendo el papel de la moneda estadounidense como medio de pago.

    En cuanto a los gobiernos, los países en desarrollo han estado apartándose del dólar de manera constante. Sus reservas en moneda extranjera subieron a u$s 4,9 billones en 2007 desde u$s 1,2 billón en 2000. Los países de mercados emergentes representaban 76 por ciento de las reservas globales en 2007, frente a 56 por ciento en 1997, según el Fondo Monetario Internacional. No obstante, durante ese período, sus tenencias en dólares se redujeron de 73 a 61 por ciento.

    El euro ha sido el beneficiario, subiendo a 28 por ciento de las reservas en los países en desarrollo en el cuarto trimestre con respecto a 19 por ciento al comienzo de la década.
  • Dejá tu comentario