IATA sigue peleando contra Aeropuertos

Economía

Ginebra (enviado especial )- Giovanni Bisignani, director general y CEO de IATA, dijo que «reuniremos a todos los medios a nuestro alcance dentro del marco de la Justicia para impedir la renovación de licencia de Aeropuertos.

Apenas conocida la intención por parte del gobierno argentino de renovar la licencia del sistema nacional aeroportuario Ezeiza a AA2000, IATA inició acciones legales para impedir que se concretara un nuevo período. Sin embargo, hasta ahora han sido rechazados sus recursos. Bisignani, en su visita al país a fines de octubre, manifestó que el concesionario incumplió «severamente sus obligaciones principales, entre ellas el pago del canon comprometido y el plan de inversiones original». Sin embargo, el punto en el que más insiste IATA en su campaña contra la renovación de la licencia es la «discriminación de tarifas que existe entre las líneas aéreas internacionales, que continúan dolarizadas, y las locales, que se han pesificado».

«Las líneas aéreas operando internacionalmente seguirán subsidiando la red aeroportuaria doméstica», dice el titular de IATA. «Por la utilización de los mismos servicios, la operación internacional paga casi 10 veces más que la operación doméstica».

La semana pasada, en el marco de una convención de prensa mundial en Ginebra realizada por IATA, Bisignani dialogó con este diario sobre algunas particularidades de la posición del organismo que representa:

Periodista: ¿Hasta dónde piensa llevar IATA su acción contra la renovación de esta concesión?

Giovanni Bisagnini: Recurriremos a todos los medios que estén a nuestro alcance dentro del marco de la Justicia. La situación en Ezeiza es insostenible, y no me refiero únicamente a los intereses de las líneas aéreas nucleadas en IATA, sino también al interés de los ciudadanos argentinos. Cuando una empresa no cumple con sus obligaciones y el Estado, en lugar de rescindirle el contrato como lo hizo en los casos de Aguas Argentinas y Correo Argentino, la beneficia renovándoselo, es todo el país el que pierde.

P.: ¿Aplicarán algún tipo de sanción si la Justicia no falla como ustedes esperan?

G.B.: La acción de IATA es judicial, pero nuestra tarea es fundamentalmente la de tratar de ayudar a que se encuentre alguna solución. Ahora bien, ante un cuadro de situación tan explosivo como éste, yo no puedo hablar sobre las reacciones que puedan llegar a tener algunas de nuestras líneas aéreas asociadas. No me corresponde.

P.: ¿Qué balance sacó usted de sus reuniones con funcionarios argentinos?

G.B.: Ellos me escucharon. Creo que deberían comprender la gravedad de la situación. Y éste, le repito, no sólo es un problema de las líneas aéreas de IATA, y de ALTA, la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo, que acaba de sumársenos en una manifestación pública contra esta concesión, y que reclama de manera inmediata una reducción de al menos 30% en lo costos de aeropuerto para sus asociados.

Dejá tu comentario