Expertos advierten que el impuesto global del 15% beneficiará a los países ricos

Economía

Señalaron en una carta abierta publicada por "Le Monde" que "al dar prioridad a la aplicación del impuesto a los países donde se encuentran las sedes de las multinacionales, los ingresos adicionales los recibirán solo los países ricos".

Economistas e intelectuales de renombre mundial rechazaron en un documento el acuerdo alcanzado el pasado viernes que busca imponer un impuesto mínimo global a todas las multinacionales, independientemente del país donde declaren sus ganancias, argumentando que solo favorecerá a los países desarrollados.

El 8 de octubre, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) acordó imponer impuesto mínimo global a las multinacionales del 15%.

El histórico acuerdo que pone fin al sistema tributario centenario está respaldado por 136 países que representan más del 90% del PIB mundial y reasignará más de 125.000 millones de dólares.

Sin embargo, el diario francés Le Monde publicó una carta abierta de los 14 miembros de la ICRICT, la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional, a los miembros del G20, integrada por Joseph E. Stiglitz y Thomas Piketty, entre otros, donde consideran que el acuerdo alcanzado beneficia principalmente a los países ricos.

La ICRICT considera que una reforma integral hubiera consistido en gravar todos los beneficios mundiales de las multinacionales en función de sus actividades reales en cada país, es decir, asignando los beneficios empresariales globales de las multinacionales a los distintos países en función de los factores clave que generan beneficios (empleo, ventas y activos).

"Las propuestas para un impuesto mínimo efectivo global del 21% (o incluso mejor del 25%, como defendemos) fueron rechazadas en la búsqueda del mínimo común denominador del 15%, un éxito para Irlanda, una pérdida para el resto del mundo" agrega el texto.

Según la Comisión, la reforma podría haber generado más de u$s 200 mil millones en mayores ingresos fiscales en todo el mundo con una tasa impositiva del 21%, pero sólo generará u$s 100 mil millones con la tasa impositiva acordada del 15%.

Lo anterior porque "al dar prioridad a la aplicación del impuesto mínimo a los países donde se encuentran las sedes de las multinacionales, se espera que la mayor parte de los ingresos adicionales la reciba un pequeño número de países ricos". reclaman los firmantes.

El grupo argumenta que ese criterio deja de lado la aplicación del principio de equidad.

Dejá tu comentario