Inflación fue de 1,2% y siguen las fuertes alzas en alimentos

Economía

Sigue siendo alta la inflación pese a los acuerdos lanzados por el gobierno: en marzo trepó a 1,2% el costo de vida con el agregado de que el alza de la canasta básica fue de 1,8%. En el fondo está claro que si el año cierra con un aumento de los precios minoristas de 12%, el gobierno se conforma. Y los datos acumulados en el primer trimestre están en línea con ese objetivo. Es preocupante que no se tomen en cuenta las distorsiones que genera ese 12% de meta oficial, por más que el PBI crezca 7% o más. Con la pobreza aún elevada en 34% de la población, un incremento de precios de ese nivel es delicado. Más si se toma en cuenta que casi la mitad de los trabajadores hoy está en negro y muy lejos -utópico en realidad- de algún beneficio por presión sindical. Pero en el equipo económico ven con buenos ojos ese número, más cuando al mismo tiempo les hace aumentar la recaudación impositiva por el IVA y ganancias inexistentes por cierto que deben pagar empresas al no poder ajustar sus balances. Luego cuando se conocen los datos de mayor inequidad en la distribuición del ingreso, hay sorpresa oficial por la falta de mejoras. Y es muy simple: ese 12% conspira contra ello, y para peor después se intentan medidas "redistributivas" que acentúan el problema.

La inflación de marzo fue de 1,2%, en línea con los pronósticos que habían circulado en los últimos días. El incremento resultó inferior a 1,5% registrado el mismo mes del año pasado y, de esta forma, el aumento de precios acumulado del primer trimestre llegó a 2,9% contra 4% de 2005.

Uno de los datos de la inflación minorista que se conocieron ayer fue el aumento de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que llegó a 1,8%, generando un importante impacto en los niveles de pobreza. La razón principal pasó por el incremento en los alimentos, especialmente la carne (aumentó 3,6% en la medición), aunque también subieron otros productos. La CBA ahora se ubica en $ 400,09, que sería el umbral de ingreso de un individuo para no ser considerado indigente.

Desde el Ministerio de Economía buscaron suavizar este dato asegurando que «el aumento del año pasado había llegado a 3%».

No hubo mayores sorpresas en la medición que efectúa el INDEC respecto de los rubros que más impactaron en la suba de marzo (fueron tres), contrastando con el incremento de apenas 0,4% en febrero. El rubro Educación tuvo aumento de 9,5% debido al ajuste en las cuotas de los colegios privados. Por el lado de la Indumentaria, el incremento fue de 6,1% por el recambio de la temporada otoño-invierno. Por último, Alimentos y Bebidas subió 1,5%.

En línea con los temores del gobierno, la carne tuvo mucho que ver en el aumento de la inflación. El asado fue uno de los cortes de mayor incremento en marzo con una suba de 5,7% ($ 8,73 el kilo contra $ 8,26), el bife angosto aumentó 4,6%, el cuadril 5,7% y las hamburguesas congeladas 5,2%. No obstante, había optimismo en el gobierno por la posibilidad de que durante abril se reviertan parcialmente estas subas, lo cual impactaría positivamente en la medición de inflación de este mes.

A continuación, algunos aspectos adicionales de los datos de inflación que se conocieron en marzo:

  • El índice mayorista tuvo una deflación de 0,6%, lo cual representa una buena señal ya que no habrá tanta presión de los productores para trasladar aumentosal comercio minorista. La construcción, por su parte, subió otro 1% y mantiene este ritmo hace varios meses, debido a la fuerte demanda que existe en este rubro.

  • El Palacio de Hacienda destacó que la de marzo fue la tercera baja consecutiva de la inflación en comparación con el mismo mes del año anterior. El índice de precios anualizado, tomando en cuenta el mes pasado contra el mismo período de 2005, llegó a 11,1%, 1,2 punto porcentual por debajo del pico de diciembre pasado.

  • Más preocupante resultó la suba de la inflación núcleo, que en la encuesta de precios se divulga como «Resto IPC». Incluye a los precios que no están regulados ni a los que se mueven por estacionalidad, mostrando un aumento de 1,7%. El mismo mes del año pasado la suba había sido aún mayor, hasta 2,2%.

  • En el rubro Indumentaria, el aumento más importante fue el de la ropa, que subió 9,5%. El calzado mostró un aumento mucho menor de 3%.

  • Los artículos que más subieron son el zapallito (25,4%), la naranja (25%) y la cebolla (16,7%). En cambio, las principales caídas fueron las de la batata (15,7%), manzana deliciosa (15.5%) y tomate perita (11,1%).

  • En el trimestre, el único rubro que mostró aumentos respecto del año anterior fue el de Educación. El resto mostró desaceleraciones.
  • Dejá tu comentario