Inflación: Emmanuel Álvarez Agis advirtió sobre tres nuevos riesgos y el peligro de "descarrilar"

Economía

El economista Emmanuel Álvarez Agis, ex viceministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner, se refirió a la inflación argentina. ¿Puede haber hiperinflación?

El economista Emmanuel Álvarez Agis, ex viceministro de Economía de Cristina Fernández de Kirchner, se refirió a la inflación argentina tras el índice de 6% mensual en abril, y que apunta a cerrar el año cerca del 60%-, y habló sobre la posibilidad de llegar a una hiperinflación.

Álvarez Agis advirtió que una suba de salarios y de lo que se destina a planes sociales "puede ser contraproducente" para apuntalar el crecimiento de la economía. "La solución intuitiva de aumentar los salarios, aumentar los planes sociales, las paritarias y el gasto puede terminar siendo contraproducente. Con esta velocidad de inflación es como ir manejando a 180 kilómetros por hora, si hacés una mala maniobra la economía puede descarrilar", explicó.

"Si el problema de cualquier reactivación económica fuera subir el gasto público o el problema de cualquier caída del poder adquisitivo del salario fuera aumentar las paritarias, viviríamos en un mundo de absoluta felicidad y pleno empleo", subrayó en diálogo con Radio con Vos.

Álvarez Agis insistió con que no se puede exigir al mismo tiempo una suba en los planes sociales y una baja del déficit fiscal ya que son elementos que se oponen el uno al otro, lo que genera una disyuntiva en la que todo gobierno, "el próximo y los que vengan", tendrá que elegir como proseguir.

Respecto a la posibilidad de que la Argentina entre en un proceso hiperinflacionario con espiralización de precios, Álvarez Agis indicó que sigue de cerca unos "10 puntos" a través de los que chequea si la economía puede sufrir una espiral de precios, y advirtió: "Aparecieron dos o tres que hace seis meses no estaban".

El economista alertó que "vamos a entrar en una zona en la que nos tapó el agua" cuando "pregunten en tres meses si una inflación de tres dígitos se puede denominar conceptualmente 'inflación alta". Pese a esto, indicó que el contexto actual "no necesariamente deriva en una espiralización". Y aclaró: "Probablemente no lo haga".

Además, recalcó que bajar la inflación debe ser el objetivo número "uno, dos y tres" del Gobierno e insistió que enfocar el eje de las políticas públicas en esto "no es ortodoxo ni neoliberal, sino la mejor política que se puede hacer para bajar la pobreza".

En esta línea, se enfocó en la suba de precios de los alimentos, uno de los sectores que más aumentos vieron en los últimos meses; y consideró necesario "discutir una medida que garantice que los alimentos no se vayan a un lugar imposible (de pagar)".

"Si es necesario hay que sacrificar algo de reservas", propuso, y mencionó como posibilidades "subir retenciones, cerrar las exportaciones o poner cupos".

Dejá tu comentario