Rafael Galante: "Las pymes empiezan a retomar los planes de inversión"

Economía

El directivo explicó que las empresas están aceptando cheques de sus clientes a 120 y 180 días. El año pasado los plazos eran de entre 60 y 90.

El presidente de Crecer SGR, Rafael Galante, destacó que este año las pequeñas y medianas empresas están comenzando a activar “humildes” planes de inversión y aceptan financiar a sus clientes con plazos más largos.

Periodista: ¿Cómo influyó la pandemia en la actividad de las Sociedades de Garantías Recíprocas?

Rafael Galante: El año pasado el financiamiento era de corto. Cuanto arrancó esto, con el cierre de la cámara compensadora, las pymes suspendieron todos los créditos de largo y se enfocaron en el corto. Eso se tradujo en una mayor cantidad de negociación de cheques de pago diferido avalado para capital de trabajo de 60 a 90 días. Después del cuarto trimestre cambio el mix fue cambiando.

P.: ¿Qué fue lo que cambio?

R.G.: Muchas de las pymes que habían guardado en un cajón sus planes de inversión, de compra de máquinas, los volvieron a retomar y empezaron a aparecer con las líneas del FONDEP, del Banco Nación y de la línea de inversión productiva del Banco Central, a través de los bancos. Ahí empezaron a extender por el lado de capital de trabajo los plazos que antes eran cortos hasta 180 días y tomaron créditos más largos hasta 36 meses y empezaron a aparecer proyectos de inversión humildes.

P.: ¿Las empresas, a su vez, están financiando a más largo plazo a sus clientes?

R.G.: Hay que tener en cuenta que el agro está liquidando y eso hace que los plazos sean más largos. Es que el campo financia insumos contra la próxima campaña. Pero en todos los segmentos de actividades se ve un aumento de plazos. La pyme cada vez más le dice a sus clientes que le pueden pagar con cheques de 120 a 180 días y después va al mercado a negociarlos, porque los bancos no aceptan más de 90 días.

P.: ¿Qué es lo que está pasando este año con las SGR?

R.G.: En el primer semestre se reforzaron las líneas de banca pública y del FONDEP. Si bien el FONDEP no lo exige, piden avales de SGR. Entonces lo que hicimos por primera vez en 25 años en esta industria, fue ponernos de acuerdo a través de la Cámara de SGR para dar avales sindicados.

P.: ¿Cómo funciona la sindicación de avales?

R.G.: Supongamos que el FONDEP le aprueba a una pyme un préstamo de $10 millones y le pide un aval de SGR. Entonces, unas 20 SGR le damos el aval de forma simultánea y así podemos minimizar el riesgo.

Dejá tu comentario