La mejor estrategia de inversión: "quedarse quietos" y "líquidos"

Economía

Es por el cataclismo que atraviesan las finanzas internacionales a partir de los dos cisnes negros: el virus y la pelea entre países petroleros. No obstante, expertos señalan que hay una buena oportunidad para inversores "agresivos".

El mundo financiero atraviesa una situación que se asemeja a una pesadilla y el consejo de los especialistas en inversiones para los pequeños ahorristas parece ser unánime: no arriesgar. Existen diversos ejemplos que pueden justificar esta posición: en lo que va del año un ADR de YPF ya perdió un 77,8% de su valor, el Merval retrocedió un 47%, el riesgo país está por encima de los 4000 puntos y cualquier indicador que se observe va a arrojar un número que asuste. Y no pareciera verse aún la luz al final de túnel.

“Para un perfil conservador yo aconsejo poco más que liquidez, quizás algo en cauciones y dolarizar lo más que se pueda la cartera”, reconoció el gerente de Research de InvertirOnline, José Bano. “El problema que tenemos en Argentina ahora es que nos han quitado los instrumentos de renta fija de corto plazo”.

Respecto del oro, el economista indicó: “Ni siquiera eso te da seguridad. Cayó menos que el resto, pero también cayó”. Para tomar nota de la gravedad del momento que atraviesa el mundo en materia financiera, Bano recordó que Wall Street, la principal plaza de inversiones del mundo, está interrumpiendo sus operaciones “dos o tres veces por semana, algo que es impensado”.

Cash

En una sintonía similar, el CEO de la gerenciadora de patrimonios FDI, Mariano Sardans, sentenció “Hoy, el cash es rey. Es momento de quedarse quietos”. Respecto de las posibilidades de invertir en instrumentos financieros, Sardans afirmó: “En lo único que confío hoy es en letras del Gobierno de Estados Unidos. Una letra a tres o cuatro meses”. Resaltó también que hoy el mercado de bonos soberanos, a nivel mundial, carece de liquidez.

En tanto, el director de Portafolio Personal de Inversiones (PPI), Santiago Abdala, señaló que es un momento en el que se debe prestar mucha atención al perfil de riesgo del inversor. En ese sentido, consideró que las cauciones colocadoras en pesos pueden ser una buena alternativa.

Respecto de las personas que se animen a inversiones un poco más arriesgadas y que tengan la posibilidad de colocar dinero sin tener que necesitarlo durante una buena cantidad de años, Abdala indicó que hay bonos en dólares que están en paridades que pueden ser tentadoras. Entre ellos se refirió a los bonos Discount y al bono de la Ciudad de Buenos Aires con vencimiento en 2027. También mencionó el Century, aunque dada su duración, consideró que su trayectoria dependerá mucho de la reestructuración de la deuda.

Respecto de este segmento, Balanz Capital señaló en un comunicado reciente: “En este contexto, y a pesar del alto nivel de incertidumbre que hay, no sólo alrededor del acuerdo sino a nivel global, los precios de los bonos empiezan a reflejar una probabilidad de default excesiva desde nuestro punto de vista. Creemos que para aquellos inversores con alta aversión al riesgo es un buen momento para armar posiciones de cara a la reestructuración, ya que a estos precios el retorno ajustado por riesgo luce atractivo”.

Blanz añadió: “En cuanto a la estrategia en los bonos cortos, luego de haberse reducido la diferencia entre el precio de los bonos bajo ley extranjera y nacional, hay una oportunidad para los tenedores de bonos bajo ley local de pasarse a títulos bajo ley extranjera. Dentro del tramo medio, a los precios actuales preferimos los bonos Discount por sobre los Globales”.

Respecto de las posibilidades para perfiles de inversión “agresivos”, José Bano recomienda ingresar en acciones más que en bonos. El analista de InvertirOnline puntualizó que el Merval medido en dólares está en un “nivel muy bajo” y que permite “puntos de entrada”. Sin embargo, esta recomendación tan solo la ve posible para ahorristas que estén dispuestos al riesgo y la volatilidad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario