16 de mayo 2003 - 00:00

Juego peligroso que no suele durar

Juego peligroso que no suele durar
El día estuvo inundado de información macroeconómica. Sin embargo, en el frente bursátil, la atención que se les prestó estuvo más cerca de ser nula que cualquier otra cosa. O mejor dicho: casi podríamos afirmar que los inversores actuaron en un sentido contrario a lo que sugerían los últimos datos sobre la realidad económica. Seguramente no sorprenderá a nadie el saber que estos datos fueron malos y que hablaron de una economía que oscila entre la recesión y el estancamiento. Sin embargo, los principales índices bursátiles terminaron del lado ganador, el Dow en 8.713,14 puntos con una mejora de 0,76%, el NASDAQ trepando 1,07% para cerrar en el máximo de los últimos once meses, y el S&P 500 subiendo 0,79%. Desgraciadamente podemos decir que esta historia (donde el mercado se mueve en contra de lo que pasa en el mundo real) la conocemos, y que en general nunca termina bien. Claro que podemos estar frente a una de las pocas excepciones en las que es la economía la que se equivoca y todo lo que hacen los inversores es adelantarse a un futuro más venturoso. Buscando alguna razón "de mercado" con que inventarle alguna "base" a la suba, algunos apuntaron a lo que se suponía serían los buenos números de Dell Computers tras el cierre de las operaciones la falta de malas nuevas de Intel o el anuncio de la gente de IBM que "las cosas se han estabilizado". Lo cierto es que cualquiera de estos argumentos es demasiado pobre para explicar una suba, especialmente en un día en que el volumen trepó a más de 1.400 millones de papeles en el mercado tradicional y casi 2.000 millones en el electrónico. Lo malo con esto de "jugar" sigue sin definirse si entramos o no en un Bull Market.

Dejá tu comentario

Te puede interesar