La bisagra quedó en puerta vaivén

Economía

Otro impulso que se vio aislado de inmediato, tomado entre dos ruedas de baja tensión y desmereciendo la posibilidad de que la rueda del jueves pudiera haber resultado « bisagra», hacia un encaminarse más positivo de febrero. De inmediato, el mecanismo que se habilitó resultó el de la simple puerta «vaivén».

Y así como fue con todo en una fecha, a la siguiente se produjo un retorno del impulso en negocios y que no llegó a horadar el índice de precios, pero no le pudo incorporar nuevas alzas. Y, de paso, terminó la semana otra vez navegando por debajo de la cota de los 1.700 puntos, que bien podría haber sido conquistada manteniendo cierta calidad de marcha.

El Merval del viernes alcanzó altura de 1.705, muy leve sobre cierre anterior, el mínimo se afincó en 1.695 y con nivel de clausura en los 1.699. Saldo porcentual, ciertamente para volverlo a calificar de «neutro», porque después de tanto trajinar por las horas: sólo 0,2% de alza.

• La contracción

El jueves dilatando en grado mayúsculo, hastasuperar los 130 millones de pesos. Un día después, buena parte del ritmo se había esfumado del recinto porteño. Se arribó a los 77 millones de pesos, que no es mala cifra teniendo en cuenta lo anterior al jueves, pero quedó con más ambiente de contraerse que de volver a ganar altura.

La participación en el total general retrocedió a un discreto 5,5 por ciento, mientras el volumen del día pasó por la realización de ejercicios de «opciones», surcando por los $ 109 millones y bajando el telón al período.

La semana no fue negativa, pero sí se quedó rezagada respecto de los referentes. El
Merval con 0,8% de alza, menos de la mitad del Dow Jones y muy alejado de un brillante Bovespa que se arrimó a 4 por ciento.

Para hoy, sin estar en el circuito Wall Street, se puede esperar un lunes de muy baja intensidad.

Dejá tu comentario