La Federación Agraria no descartó nuevas medidas de fuerza

Economía

La Federación Agraria Argentina (FAA) reclamó esta noche al Gobierno la "urgente" convocatoria a una mesa de concertación de política agropecuaria y anticipó que en tanto no se visualicen soluciones para los pequeños y medianos productores, propondrá a la Comisión de Enlace a partir de la próxima semana "una nueva etapa de protesta".

La entidad adelantó que propondrá que esa nueva etapa de protesta consistirá "en la modalidad hasta ahora desarrollada de no comercialización de granos con destino a exportación".

En uno de los pocos comunicados de prensa en soledad en los últimos tiempos, fuera de la Comisión de Enlace Rural, el Consejo Directivo de la FAA, que hoy se reunió en Rosario, decidió que mientras se encuentran las soluciones de fondo "mantener el Estado de alerta y movilización, a la la vera de las rutas en todos los lugares que así lo consideren necesario".

"Denunciamos que las políticas nacionales siguen beneficiando a los pooles de siembra, exportadores de granos y carnes, a los sectores industriales, de servicios y financieros concentrados; a la vez que se profundiza la extranjerización de los recursos naturales", agregó la Federación, en términos que seguramente no suscribirán otras entidades como la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales Argentinas.

La imposibilidad cada vez más evidente de encontrar posiciones conjuntas demuestran las diferencias en la Comisión que se mantuvo unida durante tres meses.

Para la Federación, todas las medidas que adopta el gobierno constituyen "un esquema de nuevo Estado benefactor, aunque con distintos beneficiarios".

Frente a este panorama, el Consejo Directivo Central de FAA reclamar al gobierno nacional la urgente convocatoria a una mesa de concertación de política agropecuaria.

También pidió que se garantice "en forma urgente instrumentos políticos y económicos tendientes a frenar la concentración que se está devorando a los pequeños y medianos productores".

"En este camino, se debe implementar una política tributaria que diferencie claramente entre los chacareros y los grandes pooles de siembra", agregó el comunicado.
Indicó que "se debe establecer una política de segmentación de las retenciones, que diferencie profundamente las rentabilidades de los pequeños y medianos productores,
respecto de las megas empresas".

"También sancionar una nueva Ley de Arrendamientos Rurales que garantice la democratización del uso y tenencia de la tierra, y fortalezca a los agricultores tradicionales", añadió.

Por último, señaló que "se debe implementar un fondo de desarrollo nacional para los productores de economías regionales y la agricultura familiar".

Dejá tu comentario