La OPEP mantendrá sin cambios la producción de crudo hasta fines de mayo

Economía

La OPEP decidió mantener sin cambios su producción para dar un respiro a la golpeada economía mundial y cumplir al 100% los recortes decididos en el pasado, aunque volverá a reunirse a fines de mayo para considerar un nuevo cierre de los grifos.

Los 12 países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) anunciaron que cumplirán "totalmente con su decisión de diciembre de 2008", para lo cual aún falta retirar del mercado entre 800.000 y un millón de barriles diarios (b/d).

El cartel decidió asimismo volver a reunirse en Viena el 28 de mayo para evaluar entonces la necesidad de un recorte adicional de la oferta.

El statu quo muestra la voluntad de la OPEP de no socavar aún más la demanda mundial de crudo y de dar tiempo a los principales consumidores de hallar soluciones a la peor crisis económica desde los años '30, cuando el G20 de potencias emergentes e industrializadas se reúna el 2 de abril en Londres.

"Esta fue una decisión responsable para también dar la oportunidad al G20 de hacer su trabajo el 2 de abril", explicó el ministro de Energía argelino, Chakib Jelil.

"Según las decisiones que tomen, adoptaremos una decisión el 28 de mayo", añadió.

La OPEP decidió en diciembre en Orán (Argelia) recortar en 4,2 millones de barriles diarios (b/d) su producción en relación a los niveles de septiembre, a un total de 24,84 millones de b/d.

Gracias a Arabia Saudí, primer productor de petróleo de la OPEP, que ha cumplido en más de 100% con sus recortes, el cartel logró implementar la decisión al 80%, un nivel históricamente alto.

Esto logró frenar el derrumbe de los precios, que han perdido unos 100 dólares desde julio de 2008 y llegaron a caer a 32,40 dólares el barril en diciembre.

Para el precio actual -unos 45 dólares el barril- aún está lejos de la cotización ideal de la OPEP, al menos de 70 dólares.

"Si hay un mayor cumplimiento" de la cuota oficial, "entonces podemos reducir más" la oferta, indicó el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá el Badri, en una conferencia de prensa.

"Si algo sucede entre ahora y mayo, tendremos que corregir el mercado en mayo", afirmó.

"El 2009 probablemente sea el peor año que el mundo enfrente. Nuestra meta es tener un precio con el cual podamos invertir. De ninguna manera podemos invertir con los precios actuales", dijo el Badri.

Para Raad Alkadiri, un analista de la consultora estadounidense PFC Energy que estuvo presente en la reunión de Viena, "la decisión muestra la inquietud de la OPEP sobre la demanda".

"No han querido hacer nada que empeore la destrucción de la demanda", opinó.

"Tenemos una seria crisis económica, y tenemos que buscar la estabilización del mercado. En Orán se decidió un enorme recorte de la producción petrolera y ahora estamos tratando de cumplir en un 100% con esa decisión", explicó el ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez, al finalizar la reunión.

"Ahorita el nivel está cerca del 80%, el 20% restante es un millón de barriles; no tiene sentido proponer un (nuevo) recorte si no se ha cumplido" la disminución anterior de la oferta, insistió.

La crisis económica mundial ha destruido la demanda de oro negro. La OPEP y la Agencia Internacional de Energía (AIE), que representa los intereses de los países consumidores, revisaron el viernes a la baja sus pronósticos sobre la demanda y ahora estiman una contracción de un millón y 1,2 millones de b/d en 2009, respectivamente.

Un nuevo recorte de la oferta cuando se profundiza la recesión en el mundo desarrollado forzaría un alza de los precios y podría socavar aún más la demanda, perjudicando finalmente al cartel.

"Cualquier ganancia de un recorte de la producción puede ser de corto plazo si elevados precios del crudo disminuyen toda esperanza de una recuperación de la economía mundial. La OPEP no quiere morder la mano que la alimenta", concluyó Dave Evans, analista de BetOnMarkets, basada en Londres.

Dejá tu comentario