Aerolínea Latam perdió u$s890 millones y recortó 5.500 empleos en un trimestre

Economía

En la Argentina avanza con su salida del país y ya desvinculó a 1.100 empleados a través de retiros voluntarios.

El Grupo Latam Airlines perdió u$s890 millones en el segundo trimestre, por el impacto de la pandemia. En el mismo trimestre del año pasado las pérdidas habían sido de u$s62,8 millones, de manera que el rojo se incrementó 1.316,9%, según el informe de resultados que presentó ante los inversores.

El grupo tiene filiales en Argentina, Chile, Brasil, Perú, Colombia, Ecuador y Estados Unidos. El balance consolidado que cerró al 30 de junio no precisa cifras sobre cada país, pero en el caso de Argentina reafirma la decisión de “cesar sus operaciones indefinidamente, debido a las condiciones locales de la industria, exacerbadas por la pandemia de covid-19 que ocasionó que las operaciones fueran inviables”. El resto de las filiales quedó bajo el proceso del capítulo 11 de la ley de quiebras de EE.UU..

Tanto a nivel global como puntualmente en Argentina, el grupo aplicó severas medidas de ajuste para enfrentar la crisis. Y buena parte de ese recorte pasó por las relaciones laborales, tal como lo admite en su balance: “En línea con los esfuerzos de preservar liquidez, Latam Airlines Group y sus filiales propusieron a sus empleados una reducción voluntaria del salario del 25% para ejecutivos y 20% de manera transversal para julio, agosto y septiembre, el cual ha sido aceptado por aproximadamente el 95% de los empleados totales del grupo”.

Y de inmediato aclara que “no obstante lo anterior, durante el trimestre la dotación disminuyó en 5.500 empleados desde principios de marzo 2020, terminando el trimestre con 37.053 empleados. Al 18 de agosto, la dotación total de Latam alcanza 29.957 empleados, lo que representa una reducción de 7.096 empleados desde fines del segundo trimestre”.

En la Argentina el ajuste pasa lisa y llanamente por el levantamiento de las operaciones, que implica además la desvinculación de los 1.715 empleados que tenía la sociedad registrada en el país. Según trascendió, Latam ya se desprendió de unos 1.100 trabajadores a través de retiros voluntarios. Esta reducción del plantel se fue dando mientras la compañía negociaba en el Ministerio de Trabajo su acceso a un procedimiento preventivo de crisis, que le fue negado. Por eso, en caso de despidos directos, tendría que pagar la doble indemnización que estableció el Gobierno frente a la emergencia del coronavirus. La discusión sigue abierta, ya que la firma apeló la decisión de Trabajo y la controversia va camino a resolverse en la Justicia.

A nivel del Grupo Latam, por estos ajustes los salarios y beneficios laborales disminuyeron 59,7% en el segundo trimestre, según informó. “Se explica por la reducción voluntaria de salarios del 50% acordada por más del 90% del personal, lo que resultó en un ahorro de u$s95 millones, en conjunto con una depreciación de las monedas locales en la región y una disminución de 2,7% en la dotación promedio del trimestre comparado con el año anterior”, añadió en el informe.

“Los ingresos totales durante el segundo trimestre de 2020 alcanzaron u$s571,9 millones, una disminución de 75,9% respecto al mismo período de 2019”, detalló.

En cuanto a la reanudación de operaciones, Latam recordó que el 15 de junio la filial Ecuador fue autorizada para recomenzar sus operaciones domésticas, mientras que el 15 de julio la filial Perú también reinició sus operaciones domésticas. “Se espera que Colombia retome sus operaciones domésticas en septiembre y que las restricciones de viajes internacionales para Argentina, Colombia y Perú sean levantadas en los próximos meses”, comentó. Aunque cerró con una advertencia: “La demanda por viajes, por otro lado, continúa viéndose deprimida, y no hay certeza respecto de cuándo se recuperará”.

Dejá tu comentario