Advierten que licitación da tiempo para brindar más señales fiscales

Economía

Analistas consultados por Ámbito señalan que el Ministerio de Economía debería, una vez aclarada la intención de reducir la emisión, brindar más detalles de cómo va a reducir el rojo fiscal.

La señal que buscó dar el Gobierno con el resultado de la licitación estuvo orientada a brindar una respuesta a un pedido constante en las últimas semanas de los agentes financieros: qué piensa hacer la administración nacional con el exceso de pesos que emitió para financiar los programas de asistencia en medio de la pandemia. El mensaje llegó el martes a través de un comunicado en el que se informaron los $254.000 millones que captó el Ministerio de Economía en la megalicitación: debido al monto conseguido, el Gobierno decidió devolver $100.000 millones al Banco Central que habían sido girados al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios. La pregunta es si este camino es suficiente para el mercado y, según la lectura de distintos analistas, lo que sigue es precisar el sendero fiscal.

Victoria Giarrizzo, economista e investigadora del IIEP, consideró que con el resultado de la licitación se logró despejar “temporalmente” las expectativas negativas. “No es poco, porque gana tiempo para convencer a los mercados de que todavía tienen herramientas alternativas a la emisión monetaria para financiar el déficit fiscal”, le dijo a Ámbito, aunque abrió el paraguas: “La calma puede durar mucho o poco. El mercado con esta licitación le está dando otra oportunidad a Guzmán, pero no le quitan la vista”.

“Noviembre viene con vencimientos no menores de deuda en pesos y si no se acompaña con medidas concretas, en quince días vamos a tener otra turbulencia. Finalmente herramientas para calmar a los mercados quedan, pero son pocas, costosas, y si hay desconfianza; su efectividad tiende a ser muy baja. Argentina no tiene margen ni para postergar ni para errar”, reflexionó.

El riesgo de la actual estrategia de financiamiento, sigue Giarrizzo, es el cambio del perfil de la deuda. “Cambiamos bonos en pesos por deuda atada a los movimientos del dólar que podría terminar siendo mucho más cara si no se logra estabilizar la economía. Eso, o financiarse con emisión, a largo plazo termina siendo lo mismo si no mejorás tu situación fiscal”. “El problema es el desbalance entre gastos e ingresos del Estado. La solución es resolver eso sin costo social. Todo lo demás en Argentina es costoso, porque el financiamiento del gasto siempre fue paliativo y nunca reproductivo”, advirtió la economista.

Para Gabriel Caamaño, economista en Consultora Ledesma, el resultado de la licitación del martes “no” tranquiliza el debate alrededor del déficit fiscal. “Lo del martes en todo caso tiene que ver con cómo lo financiás, siempre y cuando que los pesos no hayan salido de Leliq y encajes. Porque si fue así, ni eso. La emisión seguiría ahí, solo que no vía AT o utilidades”, matizó.

“El debate sobre si cambiar la forma de financiar el déficit es la solución ya lo vivimos. Cambiamos consumos de activos y emisión por deuda y tuvimos una crisis por balanza de pagos. Ahora cambiamos todo por emisión y terminamos en este embrollo a partir del cepo y todo lo que se dijo. Cambiar emisión por deuda indexada no soluciona los problemas asociados a un déficit primario muy alto”, explicó.

Una señal positiva, asegura Caamaño, vendría de la mano de “un plan”. “Explicarles a los agentes cómo y qué se va hacer para que esto no termine en un ajuste por las malas, que es de lo cual los agentes se han convencido y contra lo cual se cubren todos los días”, analiza.

“Esa búsqueda de cobertura en el contexto de un cepo que restringe alternativas de cobertura es en buena parte la explicación del éxito de la colocación de del martes”, reflexiona Caamaño.

El martes, en un comunicado, la Secretaría de Finanzas aseguró que la reducción de la asistencia monetaria “brindada por el BCRA en el marco de la pandemia” tiene como objetivo ir “avanzando hacia una composición de financiamiento consistente con los objetivos de convergencia y estabilidad macroeconómica”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario