Lula: "Bolivia debe pagar un precio justo por refinerías"

Economía

La Paz (ANSA, DPA, ABI) - El presidente boliviano, Evo Morales, anunció ayer que hará a la estatal brasileña Petrobras una propuesta de compra de sus refinerías en Bolivia, pero su par Luiz Inácio Lula da Silva advirtió que si no se oferta «un precio justo» la petrolera recurrirá a la Justicia internacional.

El mandatario boliviano expresó ante la prensa su voluntad de negociar con Petrobras en un marco de respeto a la propiedad privada y a los compromisos asumidos con Brasil, cuyo gobierno objetó ayer decisiones suyas. En tal sentido, Morales aseguró que Bolivia cumplirá los compromisos de suministro de gas a Brasil y se declaró confiado en que las negociaciones con Petrobras no terminarán en tribunales internacionales ni entorpecerán las relaciones bilaterales.

Horas antes del pronunciamiento del presidente boliviano, Lula da Silva dijo que «no habrá problemas en que Petrobras venda sus dos refinerías en Bolivia» en tanto el vecino país pague «un precio justo» por ellas, porque de lo contrario Brasil «buscará hacer respetar sus derechos». «Petrobras quiere un precio justo por las refinerías. Si no fuera pagado tendremos que ir a la Justicia internacional para recuperar los derechos de la empresa», afirmó Lula ayer en Santa Catarina.

En forma simultánea, un comunicado de la Cancillería brasileña advirtió que « independientemente de las acciones legales que Petrobras tome en defensa de sus intereses, el gobierno brasileño no puede dejar de remarcar el impacto negativo que este y cualquier otro gesto unilateral puede tener en la cooperaciónentre los dos países». La postura de Morales fue respaldada por el opositor Poder Democrático Social (Podemos), que expresó ayer su apoyo a la decisión gubernamental de recuperar las refinerías de manos de la brasileña Petrobras a favor del Estado boliviano. El senador de Podemos, Walter Guiteras, manifestó que su partido «siempre estuvo de acuerdo con el proceso de nacionalización de los hidrocarburos porque no sólo le devuelve a Bolivia su dignidad sino que le da una posibilidad de mayores ingresos económicos».

  • Propuesta

    El lunes el presidente de Petrobras, José Sergio Gabrielli, anunció que la empresa va a presentar a la estatal boliviana YPFB una propuesta de venta integral de las refinerías, y advirtió que en caso de no llegarse a un acuerdo, la empresa «irá a las cortes a pedir reparación por la expropiación de los flujos de caja». Aunque se mantiene en reserva el contenido de la propuesta de venta de las refinerías, medios locales dijeron que el precio fijado por Petrobras oscila entre 140 y 160 millones de dólares y que el gobierno boliviano ofreció 60 millones, basándose en su valor patrimonial.

    La compañía brasileña compró hace diez años a YPFB, en 104 millones de dólares, las dos refinerías que opera en Bolivia, Valle Hermoso en Cochabamba y Palmasola en Santa Cruz, desde las cuales procesa 40.000 barriles diarios de petróleo.

    Petrobras es la principal operadora extranjera en el sector energético boliviano.

    En un nuevo acercamiento de posturas en torno de la oferta de compra que hoy planteó Bolivia, Morales se manifestó «muy responsable con el diálogo y seguiremos apostando a él», aunque advirtió que «cualquier negociación tiene su límite». Según el presidente, la respuesta oficial a la propuesta la dará en breve el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas.
  • Dejá tu comentario