Guzmán, de la teoría sobre la deuda a cerrar un canje por u$s65.000 millones

Economía

El Gobierno y los bonistas llegaron a buen puerto en la renegociación de la deuda con un valor neto cercano a los u$s 54. El ministro de Economía Martín Guzmán fue una pieza clave para concretar este canje de deuda en moneda extranjera por u$s 65.000 millones. Pero, ¿quién es Martín Guzmán?

Tras más de cuatro meses de negociaciones el presidente, Alberto Fernández, junto con el titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán, llegaron a concretar la renegociación de la deuda, con un valor neto cercano a los u$s 54, con los principales acreedores de deuda en moneda extranjera por un monto de u$s 65.000 millones.

En las últimas semanas los tres grupos de acreedores que participaban en las negociaciones se unieron para rechazar la oferta formal de Argentina y amenazaron con bloquear el canje, pues aseguraban que representaban a más de la mitad de los titulares de bonos de la deuda. Sin embargo Guzmán se mantuvo activo y abierto al diálogo.

Martín Guzmán es ministro de Economía desde hace siete meses y desde que asumió su concentración estuvo puesta en resolver los pagos de deuda y en hacer sustentable la Economía argentina; conseguir un acuerdo y una quita con los acreedores sin dejar sin financiamiento a sectores claves de la economía.

Martín Guzmán supo ser colaborador del estadounidense Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001, además fue director de la Iniciativa de la Universidad de Columbia para el Programa de Diálogo de Políticas sobre Reestructuración de Deuda .

También fue investigador asociado en la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia y profesor asociado de macroeconomía en el Departamento de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Guzmán perteneció al Grupo de Investigación del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico sobre " Eficiencia y Estabilidad Macroeconómica " (presidido por Joseph Stiglitz ), y miembro senior no residente del Centro para la Innovación en el Gobierno Internacional.

"¿Queremos un país que siga siendo rehén de los mercados financieros internacionales y que siga estando condicionado por las políticas del fondo monetario internacional o queremos tener un proyecto propio, un proyecto nacional, popular por supuesto también, pero que sea consistente? Si uno responde quiero un proyecto propio, tiene que tomar la decisión política de qué hacer con el FMI. Si vos me preguntas a mí qué proyecto de país quiero, yo quiero ese, el proyecto propio, el nacional, y eso me dice a mí que no quiero aceptar más dinero del FMI. Ese desembolso que está por llegar, yo no lo quiero. Durante un año y medio hemos estado criticando a la administración Macri por haber acudido al Fondo. Ahora yo me pregunto, nosotros pensamos hacer una política de deuda cuyo éxito dependa de que el fondo nos apoye. Y qué implica que el fondo nos apoye, qué condicionalidades vienen a cambio de eso. Yo quiero salir de ahí" había expresado Martín Guzmán al comienzo de su mandato.

"Básicamente la Argentina tiene que lograr no tener que afrontar pagos de deuda, ni de la parte que se llama el capital ni de los intereses en el 2020, tampoco en el 2021 y posiblemente en el 2022. No es utópico, requiere hay que hacer un reperfilamiento de la deuda elaborado, o sea cambiar el perfil que se tiene de la deuda ahora, pero no hay que hacer algo que sea simplemente patear los vencimientos del capital. Hay que hacer algo también con los intereses. El punto es que cada dólar que se pague de deuda es más recesión para Argentina. Y ya estamos en una recesión, una recesión que dura dos años", opinaba Guzmán en una entrevista allá por diciembre del 2019.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario