Mercosur 2021: aspira la Argentina sumar a Bolivia

Economía

Así lo anticipó el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme. en un encuentro con industriales. Argentina asume la presidencia del bloque el 16 de diciembre y manejará la agenda hasta junio.

Con la normalización institucional alcanzada por Bolivia, luego de las elecciones en las que triunfó el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, el Gobierno argentino está interesado en apurar la agenda de incorporación plena del país vecino al Mercosur. En el Palacio San Martín se piensa que 2021 podría ser el año en el que el bloque regional podría recibir al nuevo socio.

“Aspiramos a que Bolivia se incorpore al Mercosur el año que viene”, señaló ante empresarios industriales de Entre Ríos el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme.

Según indicó el funcionario la llegada de un nuevo socio al bloque regional es de gran importancia en un momento en que el Mercosur se apresta a celebrar en marzo del 2021 los 30 años de la firma del Tratado de Asunción, que es el acta fundacional del proceso de integración regional. Hasta ahora Bolivia es considerado un país socio, al igual que Chile, pero no es miembro pleno.

El expresidente Evo Morales inició en julio de 2015 el proceso de incorporación, con la firma del protocolo correspondiente. En el mismo se disponen los compromisos que tiene que asumir el pais aspirante, entre ellos, sumarse a la zona de libre comercio que rige entre los Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, adoptar el Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur y firmar el Acta de Ushuaia, que contempla la suspensión del socio en el que se registre una interrupción del orden institucional.

Todo ese proceso puede llevar varios meses. Bolivia tiene que negociar sobre todo un cronograma de adaptación de su estructura arancelaria a la del Nomenclador Común del Mercosur. Esa agenda es la que debería continuar el presidente Luis Arce. Para el gobierno de Alberto Fernández, es importante sumar “un voto a favor”.

Actualmente, el mandatario argentino está en desventaja por 3 a 1 en algunas cuestiones dentro del Mercosur. Los presidentes Jair Bolsonaro, de Brasil, Luis Lacalle Pou, de Uruguay, y Mario Abdo Benítez, de Paraguay, son impulsores de una agenda de flexibilización de las normas del bloque y hasta de dar grados de maniobra individual a cada socio para negociar con terceros países. También quieren apurar los acuerdos con la UniónEuropea, Corea del Sur y Singapur.

Al hablar en el último Conversatorio organizado por la Unión Industrial de Entre Ríos, Neme consideró que el Mercosur tiene que “reorientar” su agenda de relacionamiento externo. En vez de priorizar Europa o Estados Unidos, a su entender, el bloque regional se tiene que expandir por Centro América, México, los otros países de Sudamérica que no forman parte del Mercosur, África y los países árabes.

El funcionario de la cancillería consideró que allí “nuestro productos industriales van a tener más oportunidades”. El secretario de Relaciones Económicas Internacionales consideró que hay naciones donde se aplican trabas fitosanitarias a los productos de la mejor oferta exportable argentina, es decir, los alimentos sin mayores razones. “Exportamos a 160 países. No es posible que algunos países nos penalicen por cosas que nunca han ocurrido en otros mercados”, señaló.

Argentina tiene que comenzar su presidencia seis meses del Mercosur el próximo 16 de diciembre, cuando Alberto Fernández reciba el mando de parte del uruguayo Lacalle Pou. Así también tendrá tiempo para manejar la agenda del bloque y fijar prioridades.

Dejá tu comentario