Para Broda, el Gobierno cerró un acuerdo con el FMI por "resignación y no por convicción"

Economía

El economista advirtió que "se vienen dos años agónicos, de altísimo crecimiento, alta inflación y mucha volatilidad. La Argentina solo va a sobrevivir".

El economista Miguel Ángel Broda consideró este martes que el Gobierno buscó un acuerdo con el FMI "por resignación y no por convicción", y advirtió que los próximos dos años serán "agónicos" para el país.

"Hemos avanzado bastante en el acuerdo con el FMI, no por convicción, sino por resignación. Sin acuerdo, hubiésemos tenido una crisis macroeconómica de mucha importancia con costos sociales enormes", sostuvo.

Broda

Para Broda, el entendimiento implica un "alivio" tanto para Argentina como para el FMI. Además, aseguró que la aprobación de ese acuerdo va a salir aprobada por el Congreso, pero estimó que el trámite legislativo "no será fácil".

En declaraciones al programa "Cristina sin vueltas", que se emite por Radio Rivadavia, el economista evaluó: "No estamos hablando de un acuerdo para sacarnos de la aceleración de decadencia de varias décadas ni de la híper estanflación que tenemos. Es solo para evitar una crisis mayúscula".

"Ahora, por más que sea un acuerdo superficial, es un corset que va a limitar algunas de las acciones del Gobierno. Por eso todo el mundo tiene incertidumbre ya que a este Gobierno no se le puede creer nada", añadió.

FMI - GOBIERNO

Broda vaticinó que las dos primeras revisiones trimestrales que tendrá el acuerdo podrán ser cumplidas por el Gobierno, pero alertó que luego "habrá incertidumbre" sobre si podrá mantener ese cumplimiento.

A su criterio, la demora en cerrar un acuerdo "es porque poner un poco de orden en las cuentas públicas es contra natura del populismo gobernante. Entonces, la demora fue a propósito".

El economista y consultor Miguel Ángel Broda se refirió a la crisis cambiaria que atraviesa la Argentina y señaló que si bien la nueva conducción del BCRA "viene a apagar el incendio", las consecuencias se vivirán en los próximos meses.

En este marco, el economista advirtió que "se vienen dos años agónicos, de altísimo crecimiento, alta inflación y mucha volatilidad. La Argentina solo va a sobrevivir". Y concluyó: "Creo que el país necesita una o dos décadas con un plan que lo convierta en una nación normal".

Dejá tu comentario