Recompra de bonos: cómo impacta en reservas del Banco Central, dólar y riesgo país

El Ministerio de Economía anunció que recomprara u$s1.000 millones de deuda. Este miércoles comenzó el proceso. ¿Qué efecto esperan los analistas en dólar, reservas del BCRA y riesgo país?

Sergio Massa-deuda-recompra de bonos
Ministerio de Economía

Asimismo, Sergio Massa declaró que esa estrategia estará muy enfocada en los bonos globales de corto vencimiento. Lo que todos los analistas señalan es que lo que se busca principalmente es intervenir en el mercado de los dólares financieros para reducir la brecha cambiaria.

Para la compra de los títulos se utilizarán recursos del Tesoro a partir de las disponibilidades que dejó el ejercicio 2022 y en función de la previsión de menores gastos de importación en rubros como el gas natural licuado, explican en el Palacio de Hacienda. Entonces, ¿qué impacto tendrá en las reservas, riesgo país y los dólares financieros la medida?

“Las expectativas son que promuevan desendeudamiento, la reducción del riesgo país, que ayude a mejorar el perfil de deuda a mediano plazo y un mejor precio para el dólar Contado Con Liquidación (CCL) y el bolsa (MEP) para achicar brecha de los financieros con oficial”, señalan fuentes de Economía a Ámbito. El fin es que la medida tenga una externalidad positiva y consideran que, al menos en lo que es la tendencia del riesgo país, se estaría logrando porque se está viendo y una baja.

Recompra de deuda: así impacta en el perfil de deuda y las reservas

Respecto del primer punto, la mejora del perfil de deuda y la reducción del riesgo país, habrá que ver cómo evoluciona. Sin embargo, sobre la base de los primeros resultados, desde la consultora Delphos, sostienen que, “para el Gobierno, esta medida permitiría continuar la baja del riesgo país (que el miércoles ya cayó -5%) en el corto plazo”.

Aunque advierten que esto se hace so costo de usar las escasas reservas del BCRA, ya que en esta operación se utilizarían recursos equivalentes al 15% de los dólares del BCRA. Y, en este sentido, la medida no llega en el mejor momento dado que el 31 de diciembre pasado llegó el fin del dólar soja 2 y el Central suma dos días de saldo negativo en el mercado oficial de cambios (MULC), con ventas por u$s53 millones.

Controlar la brecha, un objetivo central de la estrategia

Por otro lado, tal como señalan la mayoría de los analistas del mercado por estas horas, la principal intención de Economía con esta medida es detener la tendencia alcista del CCL/MEP. Desde la consultora Aurum, argumentan: “La decisión de salir a vender dólares para sostener la paridad de los bonos con el objeto de bajar el riesgo país. Si al mismo tiempo se venden bonos contra pesos, queda evidente que el objetivo era bajar los dólares financieros”.

Y, para reforzar esta estrategia, el Banco Central aumentó la tasa nominal de Pases Pasivos 2 puntos porcentuales, hasta el 72% para encarecer la compra apalancada de títulos en el corto plazo. “De esta manera los PASES ahora devengan una tasa solo 3 puntos porcentuales menor a la de las LELIQs”, apuntan desde Delphos respecto de este tema.

La estrategia parece válida, pero advierten que, si bien los hace más atractivos con el fin de quitarle presión al mercado cambiario, la problemática colateral es que, en contrapartida, se incrementa aún más el costo de esterilización de los Pases, que suman cerca del 20% de los pasivos no monetarios del BCRA ($10,5 billones).

Asimismo, en Aurum señalan que, si la compra contra dólares y la venta contra pesos fuera equivalente, el stock de bonos en el mercado no variará y el objetivo de sostener paridades a través de esas intervenciones no sería logrado. “Lo que sí pasará es que habrá más dólares inyectados al mercado y más pesos esterilizados y, de ese modo, con menos combustible de pesos en la calle (y más oferta de dólares en el CCL/MEP) se perseguiría el objetivo de fondo que sería una baja de los dólares financieros para evitar riesgos de crisis cambiar”, describen los analistas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar