Moody's asegura que las reformas de los países periféricos "podría tomar varios años"

Economía

La agencia de calificación Moody's Investors Service aseguró que las reformas emprendidas por Grecia, Irlanda, Portugal y España han permitido mejorar su situación económica, pero la solución de sus problemas llevará varios años.

"La ejecución de reformas estructurales por los países periféricos de la Eurozona -Grecia, Irlanda, Portugal y España- ha permitido mejoras, pero no ha resuelto totalmente los desequilibrios externos que se habían desarrollado en estos países antes de la crisis" de la deuda en la Eurozona, dice la agencia en un comunicado de presentación del informe.

"La corrección (por las reformas) está, como mucho, completa a la mitad, según el país, y podría tomar varios años", agrega Moody's.

Italia, España y Portugal podrían salir de la difícil situación en la cual se encuentran en el 2013 a más tardar, escribió la agencia.

En cambio, Grecia e Irlanda podrían tener necesitar más tiempo, hasta el 2016, para restablecer sus finanzas, agregó el reporte.

Según Moody's, los cinco países pusieron en marcha medidas difíciles pero necesarias para salir de la crisis.

La agencia de rating advirtió, sin embargo, que el proceso de recuperación "en la mejor de las hipótesis está a mitad camino, según cada país en cuestión".

Moody's subrayó que "la actuación de una serie de reformas estructurales de parte de los países llamados periféricos de la zona euro, es decir Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España, permitieron registrar mejoras, que todavía no resolvieron completamente los desequilibrios externos que se desarrollaron en los años precedentes a la crisis".

Según Moody's la actual situación de desequilibrio vivida por los países más débiles de la eurozona recuerda "a un período semejante de crisis y de ajuste" en Suecia y Finlandia entre 1990 y 1993.

Suecia necesitó tres años para volver al PIB del período pre crisis mientras Finlandia necesitó seis.

"Sobre base comparativa, explicó la agencia de calificaciones, las contracciones registradas en Italia, España y Portugal son relativamente modestas (al menos hasta ahora), semejantes a las de Suecia, mientras los casos de Irlanda y Grecia (aquí la
crisis parece no haber tocado aún el punto más bajo) se parecen más al caso de Finlandia".

Por su parte, la agencia de calificaciones Fitch escribió que los países del área euro podrían sufrir una nueva rebaja de su rating si no hacen progresos para resolver su crisis antes de fin de año.

La recesión en España e Italia "están erosionando el sostén político por los ajustes de austeridad para defender el euro y la credibilidad en el mercado único", sostuvo esta mañana en una entrevista televisiva el director operativo de los rating de Fitch, David Riley.

"Si no vemos progresos para fin de año a más tardar, la calificación podría ser rebajada", advirtió Riley.

Dejá tu comentario