Ampliación de moratoria: Gobierno blindó ley y se busca dictamen el martes

Economía

La comisión de Presupuesto de Diputados recibió a Mercedes Marcó del Pont y a Matías Kulfas. Intento de sesión para la semana próxima.

La jefa de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, blindaron ayer el proyecto de ampliación de moratoria fiscal, previsional y aduanera que comenzó a debatir la comisión de Presupuesto de Diputados, que se intentará dictaminar el martes próximo pese a pedidos opositores para retocar la iniciativa.

“La deuda regularizada y que puede ingresar a la moratoria es de $227.791 millones. A eso se suma a todos los contribuyentes que están en situación de quiebra falencial, con lo cual, la deuda exigible total es de $534.000 millones. Hoy, esta deuda es equivalente casi a la cuarta parte de todo el crédito al sector privado del sistema financiero”, aseguró Marcó del Pont durante la videoconferencias que moderó el presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, el kirchnerista Carlos Heller.

Desde la oposición apuntaron hacia varias zonas del articulado, pero los planteos fueron contestados por los funcionarios. Por caso, el macrista Luciano Laspina solicitó conocer las empresas que podrían ingresar a la moratoria relacionadas con el impuesto al combustible.

“Quiero saber si es un problema generalizado y por qué no se puso en la ley votada en 2019”, disparó Laspina. Marcó del Pont respondió: “Hay 39 empresas con deuda por combustible. Es un impuesto indirecto como el IVA y ha estado presente en todas las moratorias”.

Laspina también direccionó interrogantes hacia la exclusión de obras sociales, la eventual prórroga del tiempo de la moratoria y problemas con incentivos; premios a pagadores fieles y la incorporación de quebrados en el proyecto del Ejecutivo. Muchas de estas cuestiones fueron compartidas y acompañadas por el radical Luis Pastori.

Según la titular de la AFIP, no corresponden premios por presuntos problemas a futuro, y puso como ejemplo la recaudación de Bienes Personales, donde se “desplomó” por reducciones de alícuotas, o como el premio en el blanqueo a cumplidores, que no dejó evidencia una mejora en la recaudación. También habló sobre compensaciones en cuanto devolución de IVA y las rispideces a la hora de retocar saldos coparticipables hacia provincias.

Con respecto a obras sociales, la definición de Marcó del Pont fue tajante. “Como con las ART, no podemos disponer de esos recursos. Por eso los invitamos a que impulsen planes y programas de pago”. Tampoco se olvidó de la puerta abierta a prórrogas: “En el marco de incertidumbre que rodea, es una posibilidad que no se puede cerrar. Hoy, las deudas son al 30-6, y vamos a dar todas las facilidades y planes. La primera cuota se paga en noviembre, como ventana de tiempo, pero es positivo que quede abierta posibilidad. Ojalá no ocurra”.

En cuanto a la incorporación de grandes empresas y la imposibilidad de distribución de utilidades, la funcionaria destacó que ese mecanismo de “fuga” fue “parte de una política económica de los últimos años, donde se había desregulado absolutamente el mercado de cambios”, y finalizó: “Parece importante que figure -esa condición- a partir de un beneficio otorgado por el Estado”.

Al inicio de la reunión, Kulfas ató la crisis actual no sólo a la pandemia, sino también a las devaluaciones de abril de 2018, y aseveró: “Necesitamos medidas de recuperación del empleo calidad, y la moratoria es una herramienta muy importante para ello. Así como la Argentina está negociando con acreedores por una deuda sostenible, primero tenemos que crecer. Si la deuda nos ahoga no hay manera de pagar, y el mismo concepto es el aplicado al sistema productivo. Por eso la moratoria amplia y generosa, que permita a empresas de diferentes tamaños sectores y regiones para estar parados ante lo que se viene, y tener trabajo nacional como eje de recuperación que tanto anhelamos”.

A las modificaciones que pide el macrismo y que el Gobierno pareció no aceptar ayer se le suman las de un legislador del lavagnismo. El oficialismo se muestra confiado en los votos -ajustados- que darían silvestres provinciales y la bancada que maneja el mendocino José Luis Ramón. Para el martes próximo, Heller prometió convocatoria en busca de un dictamen. En caso de conseguirlo, el despacho del kirchnerismo sería debatido en el recinto virtual el miércoles o jueves. Y si recolecta los votos, el Frente de Todos ya espera el texto en el Senado para avanzar rápido, con quorum y mayoría propia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario